El emblema de la Monarquía Hispánica fue popular en Polonia en el siglo XVII

Cuando las infanterías de España y Polonia combatían bajo la misma Cruz de Borgoña

El Aspa o Cruz de Borgoña (o de San Andrés) es uno de los símbolos históricos más estrechamente vinculados al Imperio español. Pero ¿sabías que también es un símbolo vinculado a Polonia?

Polonia y España: los vínculos históricos entre dos grandes Naciones de Europa
Cruz de Borgoña: origen e historia de la más longeva de las banderas de España

El acercamiento del Rey de Polonia Segismundo III Vasa a España

Esta coincidencia se dio en el siglo XVII. Una de las pruebas más antiguas que se conservan de ella es el llamado Rolka Sztokholmska (Rollo de Estocolmo), obra del pintor alemán Balthasar Gebhardt que se halla hoy en día en el Castillo Real de Varsovia. El pergamino coloreado contiene ilustraciones sobre la entrada del Rey de Polonia Segismundo III Vasa y su esposa, la Reina Constanza de Habsburgo, en Cracovia el 4 de diciembre de 1605. En un fragmento del lienzo aparecen unos soldados acompañados por una bandera con la Cruz de Borgoña en color rojo, y con un fondo blanco y azul, que coincide con los colores de la bandera de la ciudad de Cracovia. Se trata de miembros de la milicia gremial de Cracovia.

El fragmento del Rollo de Estocolmo que muestra a la milicia gremial de Cracovia con una bandera con un Aspa de Borgoña roja sobre la bandera de esa ciudad, en 1605 (Fuente: Culture.pl / Wikimedia)

La aparición del Aspa de Borgoña entre los soldados de Segismundo III Vasa no es casual. Este Rey de Polonia se esforzó por estrechar sus lazos con la Corona española. Incluso envió a Madrid a su embajador Krzysztof Koryciński, que llegó a comienzos de 1615 ofreciendo incluso la unión entre el príncipe heredero del trono polaco, Vladislao, y la infanta María Ana. El Rey de España concedió al príncipe polaco el Toisón de Oro, pero nada más. María Ana acabaría siendo emperatriz tras su matrimonio con Fernando III de Habsburgo en 1631.

Recreadores polacos de finales del siglo XVI y siglo XVII. Representan la infantería polaco-húngara de los reinados de Esteban I Báthory y Segismundo III Vasa. Su bandera lleva una Cruz de Borgoña de color azul (Fuente: Polish Haiduking Team)

La petición de ayuda del Rey de Polonia contra los suecos

En diciembre de 1621, Segismundo III Vasa se dirigió otra vez por carta a la Corona de España para pedir al Rey Felipe IV libertad de comercio para los polacos en Flandes y en la Península Ibérica, algo a lo que el monarca español accedió, a pesar de la oposición del Consejo de Estado. En 1623 Segismundo III volvió a pedir ayuda al Felipe IV por medio del embajador Adam Mąkowski, esta vez para solicitar ayuda contra los suecos, un plan que contaba con el apoyo del Nuncio Papal. Suecia era enemiga de España, y el plan era que Felipe IV enviase una flota para ayudar a los polacos a invadir el reino nórdico, que era protestante. Aunque no podía enviar su flota al Mar Báltico, el Rey Felipe IV de España prometió ayuda financiera a Polonia, con la que le unía su fe católica. Sin embargo, la Monarquía Hispánica estaba ocupada con la interminable Guerra de Flandes y con otros conflictos europeos, y la ayuda nunca llegó.

Recreadores polacos del siglo XVII con una bandera con el Aspa de Borgoña (Fuente: expressbydgoski.pl)

El príncipe Vladislao de Polonia: un admirador de España y de sus Tercios

Entre tanto, el príncipe polaco Vladislao, todavía soltero, inició en 1624 un viaje por Europa utilizando un nombre falso. Se encontró con el Duque de Alba en Florencia y con el General Ambrosio Spínola en Breda, donde el príncipe polaco pudo asistir a la famosa rendición inmortalizada por Velázquez. Este viaje convirtió a Vladislao en un admirador de España, y especialmente de su cultura militar, que una vez en el trono le llevaría a aplicar una reforma militar en Polonia con el fin de occidentalizar a su Ejército, tomando como referencia a los Tercios españoles. De esa forma, los morriones y la indumentaria típicos de la infantería española pudieron verse en tierras eslavas.

Bandera de infantería polaca del siglo XVII que se conserva en el Museo del Ejército Polaco, en Varsovia. Tiene unas dimensiones de 220 por 300 centímetros (Fuente: Muzeum Wojska Polskiego)

Por aquella época, la Cruz de Borgoña se convirtió en un elemento popular en las banderas de la infantería polaca, sobre todo desde el ascenso al trono de Vladislao en 1632 como Vladislao IV de Polonia. Hoy en día el Museo del Ejército Polaco conserva una de aquellas banderas del siglo XVII, con el aspa ecotada en color rojo, la parte inferior y superior blanca y los laterales en azul.

Recreadores polacos del siglo XVII con una bandera roja y gualda con el Aspa de Borgoña (Fuente: Polish Regiment)

Esas banderas con el Aspa de Borgoña fueron habituales entre las tropas suecas durante “El diluvio sueco” (1655-1660), como se conoce en Polonia a la invasión de su país por parte de Suecia, una guerra que acabó con victoria polaca pero que provocó tantos estragos en el país que acabó marcando el fin de la edad dorada de la Mancomunidad Polaco-Lituana, que hasta entonces había sido una de las grandes potencias de Europa Central.

Una recreación del grupo del Regimiento de Su Majestad el Rey Vladislao IV Vasa, que recrea a la infantería polaca de estilo occidental del siglo XVII, formada a imitación de los Tercios españoles (Fuente: Regiment Króla Jego Mości Władysława IV Wazy)

Cruces de Borgoña en la parada militar del Día del Ejército Polaco

Hoy en día, grupos de recreadores polacos exhiben banderas de aquella época con el aspa de San Andrés. Uno de esos grupos es el Regiment Króla Jego Mości Władysława IV Wazy (Regimiento de Su Majestad el Rey Vladislao IV Vasa), que es uno de los mayores grupos de recreación histórica militar de Polonia. Este y otros grupos de recreadores desfilaron el año pasado en la parada militar del Día del Ejército Polaco, en Varsovia. Entre las banderas de aquella época había varios con la Cruz de Borgoña en sus banderas.

Recreadores polacos del siglo XVII en la parada militar del Día del Ejército Polaco de 2018. Varios de los grupos llevaban banderas con el Aspa de Borgoña (Fuente: Regiment Króla Jego Mości Władysława IV Wazy)

Nota: el año pasado, por error, publiqué en este blog que la presencia de esas cruces de Borgoña en el desfile de Varsovia era una alusión a los Tercios españoles. Sirva esta entrada como rectificación y como petición de disculpas a los recreadores polacos.

Bibliografía:

Foto principal: El grupo Regiment Króla Jego Mości Władysława IV Wazy, que recrea la infantería polaca de estilo occidental del siglo XVII, formada a imitación de los Tercios españoles.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.