Peces-Barba sugiere el ‘palo’ para los católicos por pensar diferente

“Cuanto más se les consiente y se les soporta, peor responden. Solo entienden del palo y de la separación de los campos.” Lo dice Gregorio Peces-Barba sobre los católicos en un artículo publicado ayer en El País. Pero no se queda ahí.

Contra la Declaración de los Derechos Humanos y contra la Constitución

El veterano ideólogo y dirigente del PSOE pide además a su partido la “supresión de la enseñanza reglada de la religión”, medida que violaría directamente el Artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos:

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.”

También violaría, además, el Artículo 27 de la Constitución Española, cuyo punto 3 afirma lo siguiente:

“Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones“.

Lo más irónico es que Peces-Barba participó en el grupo de dirigentes políticos que se encargaron de redactar esta Constitución. Ahora pide a sus correligionarios en el poder que se salten las normas de convivencia que él mismo pactó, seguramente porque algunas de esas normas y los derechos que amparan no le agradan. Curioso concepto del Estado de Derecho, de la lealtad y de la democracia el que tiene este señor.

La clave de la soflama de Peces: los católicos no opinan como él

La clave de una receta tan extremista la da el propio ex-Rector de la Universidad Carlos III: “En cuanto se les presenta la ocasión, como en estas elecciones autonómicas, dicen que no se puede votar a partidos que apoyan el divorcio, el aborto o el matrimonio entre personas del mismo sexo.” Es decir, que a este tipo le parece mal que los católicos no coincidan con su ideología política. Para él, discrepar de los dogmas socialistas constituye una “deslealtad a las autoridades civiles”, como si el respeto por la autoridad implicase suscribir las coordenadas ideológicas de quienes ostentan el poder en cada momento. Desde luego, no recuerdo ver a Peces-Barba invocando esa sumisión ideológica al poder cuando gobernaba Aznar. ¿Será que sólo es obligatoria cuando gobiernan los socialistas?

Peces-Barba quiere reinterpretar los derechos humanos y la democracia

Desde luego, no es extraño que proponga lesionar los derechos humanos de los católicos un individuo que sugiere el “palo” contra nosotros por discrepar (una afirmación siniestra, teniendo en cuenta que su partido participó en la más brutal persecución religiosa perpetrada en Europa occidental desde las masacre anticatólica de la Vendée durante la Revolución Francesa). El caso es que Peces propone, además, una revisión de “las ideas de participación, de consentimiento, de derechos humanos, de Constitución y de Democracia” para ajustarlas a “las perspectivas de la secularización y de la laicidad” (¿al “palo”, tal vez?), para según él formar una nueva ética que beba de tradiciones positivistas, entre otras. Nuevo detalle siniestro, pues esas tradiciones positivistas que ponen las leyes emanadas del poder por encima de los derechos humanos las invocaron los jerarcas nazis en los Juicios de Nüremberg, a fin de desconocer cuestiones tan elementales como el derecho la vida para así justificar su obediencia a leyes injustas e inhumanas. Pero este posicionamiento de Peces tampoco es extraño. El positivismo jurídico ha estado y sigue estando muy de moda entre los totalitarios de todos los colores, pues no aceptan que ningún derecho fundamental de la persona impida la imposición de sus dictados ideológicos a todo el pueblo, con título de ley.

El PSOE y El País deben pedir perdón a los católicos por esto

Es preocupante que uno de los ideólogos del PSOE lance soflamas antidemocráticas como ésas desde el periódico con más difusión de España. Estamos hablando de uno de los inspiradores del partido que a día de hoy ostenta el poder en nuestra nación, un personaje que en enero ya arremetió contra los padres con unas declaraciones vergonzosas. Ante esta escalada de radicalismo totalitario, pronunciada por un habitual de los mítines del PSOE, Ferraz tiene que desautorizar a Peces-Barba y pedir perdón a sus votantes católicos -son la mayoría de su electoradoy a todos los católicos en general. Eso sí, el Partido Socialista no es el único que tiene una tarea pendiente tras la soflama de ayer del ex-rector de la Carlos III. El País también debe una disculpa a sus lectores, sobre todo a los lectores católicos. Es alucinante e intolerable que un periódico con la difusión del diario de PRISA albergue llamadas a usar el “palo” contra los que practicamos la religión mayoritaria en España, entre los que se cuenta buena parte de la audiencia de El País. Desde luego, si fuese suscriptor de ese periódico les comunicaba hoy mismo mi baja.

Entradas relacionadas:

Peces-Barba expresa su disgusto con el TC por haber defendido la vida y la libertad
La obediencia a leyes inhumanas
Poner las leyes por encima de los derechos humanos: Caamaño plagia a las dictaduras

(Foto original: tomasgomezf. Gregorio Peces-Barba participando en un mitin del PSOE el pasado 28 de marzo en Móstoles, Madrid)

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. CLD

    Se me ha borrado el comentario, no sé por qué. Solo diré que el artículo hay que leerlo, es una acumulación de falacias y tópicos, como la del concepto weberiano del protestantismo, que olvida que los protestantes USA son mucho más religiosos que Europa (“In God We Trust”). Por lo demás, lo del “palo” ya verás que no provoca ninguna polémica, aquí solo te amenazan con los juzgados si dices alguna verdad.

    Ah, y lo del “relojero ciego” es revelador. Cómo les va la literatura de ateos como Dennett, Dawkins, Odifreddi, Hitchens, etc, cientifismo vulgar para el público amplio, que juega a librepensador de pacotilla.

  2. A mí lo que me pasma es que cuente con tanto prestigio en la universidad un señor que escribe tan mal como Peces-Barba. Se ve que la ira le nubla el entendimiento, porque el artículo, además de cargado de inquina, está muy mal escrito. Desde luego, están bajando de nivel hasta los progres más veteranos…

  3. iperico

    Es cierto. En el fondo, lo que late detrás de las declaraciones de este señor -que, si mi memoria no me falla, se declaraba católico hace años- es una visión muy peculiar de la democracia. Desde luego, nunca podría coincidir con esa visión.

    Lo más grave es que este señor es positivista, visión del Derecho que debería ser contraria al dogmatismo, ya que es la posición contraria -el iusnaturalismo- la que defiende la existencia de una verdad anterior y superior al hombre. Al no existir una verdad, el positivista debería dejar que las personas eligieran libremente cuál es el criterio moral sobre el que ha de construirse la ley. Y, en buena lógica, dicho criterio no tendría que ser algo estable, estático y monolítico, sino un criterio abierto al cambio.

    Pero toda esa “doctrina” positivista es una filfa de talla 7XL, ya que, para empezar, sí creen en dogmas. Lo que han hecho es sustituir la palabra “verdad” por la palabra “progreso” o términos similares (modernidad, vanguardia). Una terminología que, como dice el chiste de Jaimito, es un “pedo con cáscara”. No tiene nada dentro. Lo que hoy es moderno, mañana es antiguo y lo que hoy es progreso, mañana está anticuado. Además ¿son dueños del progreso esta panda de soberbios? Esta misma gente ha defendido la violencia y la paz, la industria y el ecologismo, la dictadura y la democracia, ha matado a los homosexuales y luego les ha dado derechos, ha construído Chernobyl y ha dicho “Nuclear, No gracias”, ha prohibido la pornografía y ha apoyado la revolución sexual. Y siempre sus ideas eran el progreso. Yo, cuando veo un criterio tan inestable, sospecho que buscan más el poder que otra cosa y que para ello usan “ideas-moda” de las que se deshacen a su antojo e interés.

    Por otro lado, como bien apuntas, los positivistas son los más totalitarios. En realidad, atacan el iusnaturalismo porque les estorba. Ellos tienen su dogma y su verdad y lo prioritario es su imposición. Por eso actúan con tanta “convicción” y rotundidad (quemando una Iglesia en Barcelona, invadiendo una Capilla en la Universidad). Es más, siempre han legitimado los medios cuando lo que se trata es conseguir “sus” fines. O, en su defecto, han tratado con benevolencia a los pobres descarriados que comparten sus fines y usan medios desproporcionados.

    Soberbia en grado infinito, creerse en posesión de la verdad, aplacar y perseguir al que consideran “enemigo”, totalitarismo… todo en uno.

  4. pacococo

    El prestigio universitario es más falso que una moneda de 3 €. A D. Gregorio le regalaron las oposiciones, mejor dicho, lo hicieron catedrático por la cara, luego lo hicieron presidente del congreso y con mucha publicidad, hasta una gallina puede pasar por águila.

    Luego está la cuestión que atacar a los católicos sale gratis e incluso te convierte en héroe, porque en la cultura progre lo que se valora es el trabajo fácil, nunca el esfuerzo, así que meterse con alguien que no se defiende está muy bien visto.

    Luego está la cuestión de fondo, que es que hay que eliminar a los católicos, a ser posible conviertiendolos a la progresía, pero si no, pues se eliminan físicamente. Pero eso es demasiado profundo para la inmensa mayoría de los progres, entre los que no sé si se encuentra el bueno de D. Gregorio, porque en la jerarquizada sociedad progre, no es necesario que la tropa sepa las verdaderas intenciones.

  5. CLD

    Elentir, me vas a permitir que responda al comentario anterior de iperico: chapeau!

  6. Virginia

    A mi lo que me deja perpleja es que se indigne porque la Iglesia diga que no se vote a un partido que es favorable al aborto, etc. Hay otros grupos o “colectivos” que dicen justamente lo contrario. ¿Quiere decir que el grupo o colectivo católico, o sus obispos no tienen derecho a decir lo que les pete? ¿Por qué? ¿Somos –los católicos- “ilotas” en esta maravillosa democracia que imagina el ciudadano Peces?

  7. ¿Dónde habrán metido el manual de estilo estos señoritos de PRISA? Porque eso es incitación a la violencia, de libro. Se habrá perdido con la mudanza accionarial.

  8. Luis Carlos

    Elentir…¿El País todavía tiene lectores católicos?

  9. El PSOE tiene votantes católicos… y no creo que lean La Gaceta, el Abc o La Razón.

  10. El Tíol Bastón

    No es raro que burradas como ésta vengan del que confundía lo que hicieron sus padres con él y él con su hijo adoptivo, con lo que hacen todo el resto de los padres en general. A él no le enseñaron respeto y tolerancia por los demás, seguro que los aprendió de casualidad por ahí por la calle, si es que tiene idea de lo que son.

    Pero bueno, a ese individuo le recuerdo toda la vida diciendo salvajadas, hasta el punto de ser un ejemplo palmario de cómo tanto los puestos académicos como los sociales no son exponente necesario de la inteligencia de la persona que los ostenta o detenta.

    No sé qué ideas de la Constitución se deberán a él, pero toco madera. Espero que los redactores (que evidentemente no fue él, sino más de un buen escritor con algún Nobel de Literatura en ciernes entre ellos, quienes pusieron las ideas de los “padres” de la Constitución sobre el papel) las hayan dejado lo suficientemente bien expresadas como para que él no pueda ahora hacer su agosto en ellas.

  11. José García Palacios

    Me hago unas preguntas: ¿Por qué hay católicos (y aparentemente, leyendo este artículo, muchos) que votan al PSOE y leen El País? ¿No sería más fácil pedirles a esos católicos que voten a otro partido y lean otro periódico en vez de pedir al PSOE y a El País que pidan perdón a los católicos? Digo yo.

  12. La respuesta es muy sencilla: porque no todos los católicos valoran las mismas cosas a la hora de comprar un periódico o de votar a un partido político. En España hay millones de católicos, y no todos somos iguales ni pensamos exactamente de la misma forma.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.