El espejo esférico

– ¡Mira Sam! ¡En esta bola te se ve pequeñito!
– ¡Guau!

The spherical mirror
– Watch Sam! In this ball you can see tiny!
– Woof!

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

Hoy hace diez años que estrené mi último cortometraje, “Fantasmas de Navidad”, protagonizado por una pequeña estrella: el osito Bilbo.

Soy aficionado a la historia de la Orden del Temple desde hace muchos años, y tengo una colección de bonitas figuras de caballeros templarios en mi escritorio.

Tal día como hoy, el 3 de enero de 2003, estaba yo por la calle de María Berdiales, en Vigo, cuando en el número 2 vi una juguetería que ya no existe y que llevaba por nombre “Xoguemos”.

Tengo muy abandonada la sección de cine del blog, y no porque haya carencia de buenas películas. Pero hoy quiero hacer una excepción para hablaros de una excelente película que vi ayer.

Este lunes el aeropuerto londinense de Heathrow lanzaba su anuncio navideño, que tiene como protagonistas a unos tiernos ositos de peluche cuya historia comienza en 1967.

– ¡Mira Sam! Aquí vivían unos humanitos que juegan al fúbol y se llaman celtas. Pero ya no viven aquí porque habia muchos abujeros y no podían jugar al fúbol.
– ¡Guau!