La dirigente del PP usa un cartel engañoso para ocultar el contenido de su ley

Un párrafo de su propia ley LGTB deja en evidencia las mentiras de Cifuentes

La presidenta madrileña lleva semanas acusando a otros de de “mentir” por denunciar la carga adoctrinadora de su Ley LGTB, pero su propia ley demuestra que es ella quien miente.

Firma contra este grave ataque a la libertad de educación
El PP se une a Podemos y PSOE en un grave ataque a la libertad de educación en Madrid
El Papa no ha nombrado obispo a Cifuentes, la candidata que ocultó sus planes a sus votantes

Cifuentes acusa a otros de ‘mentir’ por denunciar el contenido de su ley

Ayer mismo Cifuentes contestaba a Nacho Mínguez, presidente de Vox Madrid, acusándole de mentir y adjuntando un cartel que afirma que tacha de “mentira” varias críticas a esa ley, que coinciden con las lanzadas por obispos y varias asociaciones familiares y plataformas cívicas. El cartel usado por Cifuentes, y con el que está respondiendo también a otros tuiteros es éste:

El cartel de Cifuentes sostiene que es “mentira” que la ley imponga un modelo educativo a los niños, o que se les vaya a explicar que pueden elegir sexo, o que se prive a los padres de elegir libremente la educación de sus hijos. De la lectura de este cartel cabe deducir que quien lo ha hecho o no se ha leído la ley, o intenta engañar a la gente que lo vea. Cifuentes es promotora de dicha ley, así que doy por hecho que ha tenido que leérsela para poder votarla.

El Art.29.2 de la ley deja al descubierto el engaño de Cifuentes

La ley se puede consultar en el Boletín Oficial de la Asamblea de Madrid correspondiente al 21 de junio (ver PDF). En la página 8400 de ese Boletín puedes leer lo que dice el Artículo 29.2 de la ley:

“Sin perjuicio de lo establecido en la normativa estatal aplicable, la Comunidad de Madrid elaborará una Estrategia integral de educación y diversidad sexual e identidad o expresión de género. Las medidas previstas en este plan se aplicarán en todos los niveles y etapas formativas y serán de obligado cumplimiento para todos los centros educativos.

Este párrafo basta por sí solo para dejar claro que Cifuentes miente. Como vemos, se habla de una “estrategia integral de educación” que será de obligado cumplimiento en todos los colegios, es decir, que se impondrá tanto a colegios públicos como a los privados. En cuanto al contenido de esa estrategia, la “diversidad sexual e identidad o expresión de género”, en el Artículo 3 de la ley nos encontramos con estas dos definiciones:

“m) Diversidad de género: comportamiento distinto respecto de las normas y roles de género impuestos socialmente para el sexo asignado de cada persona.”

“p) Identidad sexual o de género: el sexo autopercibido por cada persona, sin que deba ser acreditado ni determinado mediante informe psicológico o médico, pudiendo corresponder o no con el sexo asignado en el momento del nacimiento, y pudiendo o no involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole, atendiendo a la voluntad de la persona.

Quieren introducir en cuestiones sexuales a niños pequeños

Ese artículo demuestra que lo que se va a enseñar a los niños es precisamente lo que niega Cifuentes: que pueden elegir su “género” a voluntad, como quien cambia de peinado. Y como señala el citado Artículo 29.2, esto se va a imponer “en todos los niveles y etapas formativas”, es decir, incluyendo a los más pequeños. Esto ya no sólo es violar el derecho de los padres a decidir sobre la educación de sus hijos, sino también corromper a los menores introduciéndoles en cuestiones sexuales a edades muy tempranas. De hecho, contenidos adoctrinadores como los que niega Cifuentes ya los está difundiendo el Ministerio de Sanidad mediante una guía dirigida incluso a niños de tres años, guía elaborada por la FELGTB (Federación Española de Lesbianas, Gays Transexuales y Bisexuales), una organización izquierdista que el año pasado apoyó una campaña para suprimir el derecho de los padres a decidir la formación religiosa y moral de sus hijos, un derecho amparado por el Artículo 27 de la Constitución Española.

Cifuentes se ha apuntado a las tesis ideológicas de la ultraizquierda

Hay que recordar que los planteamientos sexuales plasmados en esa ley se identifican con las tesis más radicales de la ideología de género, una ideología cuya fundadora, la marxista y feminista radical Shulamith Firestone, buscaba la desaparición de la familia y de la maternidad, aplicando la tesis comunista de la lucha de clases a las relaciones entre los sexos. No es casualidad que Podemos haya apoyado esta ley de Cifuentes, pues se identifica más con las coordenadas ideológicas de la extrema izquierda que con las creencias y la forma de pensar de los votantes tradicionales del PP. Hace un año Cifuentes dijo que tenía un “grandísimo respeto por los comunistas”, un respeto que parece haberse tornado ya en obediencia.

(Foto: Efe)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Maite

    Me pregunto qué van a hacer los colegios católicos frente a esta Ley injusta y que no podrán cumplir sin cometer un gravísimo delito contra las Leyes del Creador.

    ¿Pasarán a la desobediencia civil?

    Como solía decir una amiga mía de Castellón: “Poco vivirá quien no lo verá”.

    ¿Habrá quien prefiera el dinero del concierto a servir a Dios? Va llegando el momento en las intenciones del corazón queden a plena luz del día: “Quien no está Conmigo está contra Mí”.

  2. Lorenzo

    Esta tía, además de progre y mentirosa, menosprecia a la gente tomándonos por idiotas. Da por sentado que nadie va a leerse la ley o que nadie va a entender la jerga en la que está redactada (“expresión de género”, “sexo autopercibido”, ¡puaf!)

  3. Se cree más de un político que no hay ningún ciudadano que se moleste en examinar el contenido de los textos legislativos. Para colmo, se creen que nadie se meterá “en camisas de once varas” criticando los dictados de la regrez.

    Ahora bien, no solo se contradice el “Partido Progresista de Madrid” con su cosmético y eminentementemente simplista argumentario, sino si dice que respeta la Constitución Española. El artículo 27.1 estipula el reconocimiento de la libertad de enseñanza mientras que el 3er punto de este matiza sugiriendo el derecho de los padres a que sus hijos reciban una formación “que esté de acuerdo con sus propias convicciones”. La ingeniería social es moralismo de la progresía (aunque parezca mentira, es tal ingeniería la que va en contra de la libertad; ha forzado a los alumnos a tergiversar la realidad); no es “objetiva” como podrían serlo, por ejemplo, la ingeniería informática o la ingeniería aeronáutica.

    En países como España, la fase de este proyecto ingenieril en relación al matrimonio y a la familia les ha resultado exitosa. Hace décadas, nadie pensaba, ni en privado, en formar una familia con progenitores del mismo género, sino simplemente, en mantener relaciones sexuales con alguien del mismo género -o transmitirle a este alguna que otra muestra de cariño-. Además, no solo he de manifestar que cada vez soy más consciente de que muchas familias de este tipo no resultan acabar con resultados favorables, pues hay problemas a la hora de carecer del modelo de padre y madre así como en cuanto al desarrollo social y psicosexual. Eso sí, hay excepciones al igual que ocurre con las familias heterosexuales, las cuales, dada la crisis de valores basada, entre otras cosas, en el cortoplacismo y el epicureísmo, están llegando al mismo nivel en cuanto a inestabilidad (cada vez hay más divorcios, independientemente de lo que haya durado la relación). Aunque también he de decir que la mayoría de parejas del mismo sexo, casadas o no casadas, no piensan en formar familia.

    Ahora bien, dado que han conseguido “normalizarlo” y que, como en todo, habrá alguna que otra excepción, no nos queda otra que tolerarlo, al igual que otros estilos de vida, en sintonía con nuestra esencia liberal, respetuosa con la soberanía individual. Más aún, cuando la tecnología y la gestación subrogada no han demostrado sino su fracaso en cuanto a aprobación por parte de gente provida convencida, dada la praxis abortista, ya sea aplicada a embriones o a fetos, no deja de cobrar valor -independientemente de que se quiera o no reconocer- el modelo tradicional de familia, en la medida en la que es el modelo más eficiente para crear nuevas vidas (la inseminación artificial suele tener pocas probabilidades de éxito). Luego, tampoco creo que nadie proponga una rectificación del error semántico en relación al matrimonio.

    Por suerte, hay países donde aún se mantiene el blindaje contra la ingeniería social. Cabe destacar el modelo constitucional de Hungría, que en líneas generales ha de contar con la aprobación de los conservadores y de los liberal-conservadores. Luego, valoremos la valiente disidencia polaca ante la dictadura de la corrección política, algo que conocemos muy bien.

    Volviendo a lo relacionado con el “Partido Progresista de Madrid”, que es en lo que se ha convertido el último “reducto pepero” del liberalismo conservador -hasta que Esperanza Aguirre abandonó la presidencia-, es lamentable que haya muchos conservadores acólitos de una líder que estaría mejor en el PSOE, en C’s o en UPyD. Nadie se atreve a plantarle cara. Ni siquiera los alcaldes de Boadilla y de Alcorcón (por suerte, otras cosas hemos de aplaudirle, sobre todo, al último, aunque prefiera al de Boadilla antes que a todo el bloque cifuentino). Es más, en NN.GG no deja de causar simpatía la presidenta madrileña -que podría ser la sucesora de Madrid, si es que la pucelana no lo consigue-, aunque tampoco Pablo Casado, quien sí me ha convencido, aunque he de decir que cada vez está más plegado a la corriente de la deriva centro-izquierdista marianista. Gustaba más en los tiempos aguirristas, no en estos tiempo. Levy y Maroto tampoco dejan nada que desear (no tengo ningún inconveniente con la orientación sexual del segundo; cada cual puede amar a quien quiera; es totalmente respetable), porque no conectan con las bases liberal-conservadoras.

    Para finalizar, por mucho que nos desampare la situación de “inversa del Sejm”, no nos abstendremos de nada. La verdad es la verdad. Podrán acusarnos de homófobos pero aquí nadie está manifestando odio hacia los homosexuales ni apostando por un trato contrario a la isonomía. Simplemente se está defendiendo, por muy libre que sea el individuo (algo que se ha re respetar), la institución natural de la familia.

  4. pacococo

    Cuando las cosas se hacen mal con plena conciencia de su maldad, no suelen cuadrar y siempre se contradicen en parte o en todo. Y esta ingeniería social es mala en origen y además los ingenieros saben que es mala y que están haciendo el mal y así les salen los adefesios legislativos que les salen.

    Ellos confían en la inercia de la gente a leer cosas difíciles de comprender, sin caer en la cuenta que hay muchos universitarios que entienden perfectamente los disparates que sueltan.

    Esto se basa en la teoría de Goebels sobre la propaganda, que debe estar dirigida al sector más tonto de la sociedad y así se permite el cartel de la foto donde miente descaradamente y se quedan tan tranquilos.

    Pero como hemos entrado en la tiranía les da igual. Ya no vale decir que no les votamos, porque es irrelevante lo que votemos, el ordenador asigna los escaños en función de los votos que le han programado, no de los votos depositados. Por eso, porque no podemos votar en contra, se permiten estas cosas.

    Maite

    Los católicos no van a hacer nada, porque estamos acostumbrados a una religión personal de forma que lo que dicen los obispos es irrelevante. Por otra parte, solo unos pocos obispos han dicho algo al respecto e incluso el arzobispo de Madrid está esperando el dictamen de la comisión uqe debe informarle.

    Pero imagino que cada vez más católicos dejarán de votar al partido progresista, aunque el ordenador ya suple su ausencia, con lo que es irrelevante el voto católico, si es que existe.

    En cuanto a los colegios, imagino quelas “autoridades” no irán a inspeccionar lo que se dice en ellos, en tanto no protesten. Todo seguirá igual y la ley solo se aplicará en los colegios públicos.

  5. pacococo

    Elentir te pido que en próximos artículos sobre esto nos ahorres mirar la jeta de esa señora y pongas otra foto alusiva. Contemplar esa cara me da casi tanto asco como contemplar la de la Clinton.

  6. Luna

    ¿Desde cuándo necesita una ley que se impriman carteles publicitarios para que nos parezca justa?. Lo mismo da, ya que al hacerlo queda patente el abuso, además de las aviesas intenciones de quienes están detrás.

    Está claro: Objeción de conciencia y salga el sol por Antequera. A mi hija no le van a enseñar estas mentiras, se ponga quien sea como sea, ella sabrá decirles que todo esto no es cierto porque la educaré en casa para que así sea

  7. José Jacinto Verde Colinas

    A mi entender, no sólo habría que plantearse la objeción de conciencia, sino la desobediencia civil (pacífica, por supuesto), porque para ello somos (o estamos llamados a ser) cristianos.

    Si no estoy equivocado, hoy en día la objeción de conciencia puede ser legal o no, según el caso, pero la desobediencia civil es siempre ilegal. Sin embargo, en determinado casos tenemos la obligación de ejercitar este derecho (ilegal, por supuesto) porque, como dijo san Pedro en los Hechos de los Apóstoles, “Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres”, cuando una ley humana es claramente contraria a la Ley de Dios, a la Ley Natural y al sentido común.

    En estos casos, más vale terminar en la cárcel, denigrado o que te quiten la custodia de tus hijos, pero dar testimonio de Jesucristo, para poder tener acceso al Reino de Dios, que condescender con leyes inmorales y correr el peligro de terminar en el Infierno.

  8. Totalmente de acuerdo contigo, José Jacinto. Me remito a lo que ya dijo Santo Tomás de Aquino: “si la ley escrita contiene algo contra el derecho natural, es injusta y no tiene fuerza para obligar”.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.