Un documento de la Comisión Europea invade el ámbito de la libertad de culto

Las alarmantes recomendaciones de la UE sobre los actos religiosos de esta Navidad

La Unión Europea está tomando unos derroteros cada vez más alarmantes. Este miércoles su órgano ejecutivo, la Comisión Europea, dio un ejemplo de ello.

El detalle que Sánchez olvidó al pedirle a Papá Noel una dictadura para esta Navidad
Vox recurre el estado de alarma al TC y el PP le deja solo en su defensa de la Constitución

Pone en su punto de mira las «tradiciones culturales» de Navidad

Ayer la web de la Comisión Europea presentó “una estrategia de prevención de la COVID-19 durante el invierno”, en la que hace una serie de recomendaciones a los estados miembros de cara a contener la pandemia durante los próximos meses. La nota de prensa de la Comisión enlaza un PDF en el que se recogen esas recomendaciones. En la página 2, el documento afirma: “la rápida transmisión del virus y el consiguiente riesgo pueden verse incrementados por tradiciones culturales como las festividades y reuniones o ceremonias de fin de año”.

Recomienda «evitar grandes servicios» y «prohibir el canto comunal»

En todo el documento no se usa ni una sola vez la palabra “religión” ni sus derivadas, pero sí que aparece nuevamente citada la palabra “ceremonias” en la página 5, en la lista de “Acciones recomendadas a los estados miembros”. El 14º y último punto dice lo siguiente:

“En el caso de las ceremonias, considere evitar grandes servicios o utilizar transmisiones en línea, de televisión o de radio, asignar lugares específicos para que las familias cercanas (“burbujas de la casa”) se sienten juntas y prohibir el canto comunal. El uso de máscaras es particularmente relevante durante este tipo de reuniones”.

Anteayer, el digital católico italiano La Nuova Bussola Quotidiana se hacía eco del borrador de ese documento, afirmando que la Comisión Europea pediría a los estados miembros “que prohíban las misas navideñas o en todo caso que las celebren con un número mínimo de fieles”. Concretamente, el digital italiano citaba la siguiente cita del documento: “no permitir la celebración de misas”. Varios digitales españoles se hicieron eco de ello señalando que la Comisión Europea pedía prohibir las celebraciones religiosas navideñas. Finalmente esa expresión no ha aparecido en el documento publicado ayer.

No obstante, el documento de la Comisión no deja de resultar alarmante por su ambigüedad. La expresión que figura en el documento, “consider avoiding large services” (considere evitar grandes servicios) parece dirigida a los gobiernos, y no exclusivamente a las confesiones religiosas, y algunos gobernantes se pueden ver animados a prohibir el ejercicio de la libertad de culto.

¿El Gobierno de España enviará a la Policía a las parroquias en Nochebuena?

Prueba de ello es que ayer el Gobierno de España anunció que las comunidades autónomas podrán retrasar el inicio del toque de queda hasta la 1:30 de la madrugada “en las noches del 24 al 25 de diciembre y del 31 de diciembre al 1 de enero”, pero “únicamente para permitir el regreso al domicilio. El acuerdo subraya que en ningún caso se utilizará esta ampliación horaria para desplazarse a encuentros sociales”. La nota publicada por La Moncloa señala, de hecho, lo siguiente:

“La celebración de eventos religiosos, tales como la Misa del gallo, no será óbice para el cumplimiento de la regulación relativa a la limitación de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno. Por ello, se recomienda ofrecer como alternativa servicios telemáticos o por televisión”.

Lo que esto significa es que el Gobierno no permitirá la asistencia a la Misa del Gallo en su horario habitual de medianoche. Por mi parte, abundo en lo que ya señalé aquí el 25 de noviembre: ¿el Gobierno piensa movilizar a la Policía y a la Guardia Civil en Nochebuena para perseguir a los católicos que acudamos a la Misa del Gallo? La Navidad que nos plantea el ejecutivo es algo más parecido a la situación de clandestinidad que viven los cristianos en países donde sufren una fuerte persecución que a la situación propia de un país democrático.

¿Con qué derecho la Comisión pretende prohibirnos cantar en Misa?

Otro punto polémico de las recomendaciones de la Comisión Europea es la prohibición de los cantos. Significativamente, la única vez que aparece el verbo “ban” (prohibir) en el documento de la UE es precisamente para referirse a esos cantos religiosos. ¿Con qué derecho la Comisión Europea pide prohibir un elemento que forma parte del ejercicio de la libertad de culto? ¿En dónde ha quedado la separación entre Iglesia y Estado? Lo que propone la UE implica lesionar un derecho fundamental que en el caso de España está protegido por el Artículo 16 de la Constitución, que no se puede ver afectado en un estado de alarma, de excepción o de sitio, conforme a lo que señala el Artículo 55.

La deriva totalitaria de la UE: en vez de recomendar, prohíbe

Lo propio de una democracia es que un gobierno haga recomendaciones en vez de prohibir el ejercicio de derechos fundamentales como la libertad de culto. Nadie mínimamente razonable pondría pegas ante esas recomendaciones, pero en vez de eso, nos tratan como a niños pequeños. Tanto la Comisión Europea como algunos países de la UE parecen haber adoptado la opción más totalitaria para afrontar la pandemia. El Estado de Derecho no puede quedar en suspenso por una crisis sanitaria. La paradoja es que quienes pretenden suspenderlo con la excusa de la pandemia son los mismos que han apelado a él como pretexto para imponer el aborto y la ideología de género a Hungría y Polonia.

Foto: Adobe Stock.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Aguador

    A lo mejor hay que empezar a hablar de “masonería” sin tapujos. Algo que ni el “valiente” Federico se atreve a hacer.

  2. José

    La UE está llena de títeres y de sicarios de poderes internacionales.
    En Europa también urge “limpiar el pantano”…

  3. wladimir

    Estoy de acuerdo….

    hay que desecar este pantano Europeo…ya no les basta con atacar abiertamente a la iglesia,ahora tambien con la excusa del Covid-19 tambien ponen en su punto de mira las «tradiciones culturales» de Navidad….

    bueno esto es una muestra de la Aldea Global Europea y su sistema dictatorial…

  4. pacococo

    Hace años que la Misa del Gallo se celebran mucho más temprano, entre otras cosas por la ancianidad del celebrante y de los asistentes, de modo que ponerla a las ocho o las diez no es novedad.

    Aquí de lo que se trata es de obispos cobardes o vaya usted a saber qué. Si hay libertad religiosa, pues la hay y no se discute y si el gobierno prohibe, pues a luchar contra la medida.

    Pero muchos obispos practican la rendición preventiva.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.