Varios medios han manipulado sus declaraciones de una forma nauseabunda

Cuatro contra una: la joven provida que dejó sin argumentos a los proaborto en un debate

Los partidarios del aborto llevan tanto tiempo recurriendo a mentiras y a falacias que son incapaces de ganar un debate ni siquiera yendo cuatro contra una.

El genial discurso de la diputada de Vox Gádor Joya sacando de quicio a la izquierda abortista
El excelente discurso de la diputada de Vox María Ruiz contra la Ley Mordaza del PSOE

Cuatro contra una en un debate televisivo sobre el aborto

Eso es lo que pasó el 6 de octubre en un debate del canal privado catalán 8tvcat, que organizó un debate con este título: “Aborto: ¿cultura de la muerte?” El propio debate tenía un planteamiento tramposo, pues había cuatro proaborto (entre ellos el presentador) contra una sola provida, Elsa, de 18 años y miembro de Vox Jóvenes. Tal vez pensaron que la superioridad numérica se lo iba a poner fácil a los partidarios del aborto, pero no fue así. Elsa demostró tener ideas claras, conocimiento del tema y buenos argumentos, y fue echando abajo uno tras otra todos los tópicos y falacias de los demás tertulianos, dejándoles sin argumentos y sin más recurso que la flema y el escándalo.

Elsa recurrió a un buen argumento lógico: la reducción al absurdo

En un momento del debate, cuando los abortistas plantearon el tópico de que el aborto no va a desaparecer y por eso hay que legalizarlola misma falacia que expuso anteayer Isabel Díaz Ayuso en una entrevista en Telecinco-, sin amilanarse ni lo más mínimo Elsa recurrió a un argumento lógico muy famoso, la reductio ad absurdum (reducción al absurdo), planteando que eso era como sugerir que como las violaciones no van a desaparecer, entonces habría que poner colchones “para que haya violaciones seguras”. Lo que estaba haciendo era reducir al absurdo el argumento abortista, pero algunos medios lo han manipulado de una forma miserable, ya sea porque desconocen ese argumento lógico (que ya utilizaban los filósofos en la antigua Grecia) o por mala fe.

La nauseabunda manipulación que han hecho algunos medios

Al día siguiente del debate, el digital de Pedro J. Ramírez tituló una noticia como si Elsa defendiense las violaciones. Lo mismo hizo el panfleto podemita de Dina Bousselham, con esta basura de titular: «Una joven de Vox se refiere a las violaciones como inevitables y sugiere “poner colchones para violaciones seguras”». Eso es manipular de la forma más asquerosa, pisoteando vilmente la ética periodística, y los medios que han hecho eso se merecen una demanda por difamar de una forma tan burda y miserable a esa joven. Ya va siendo hora de que el periodismo basura no les salga gratis a quienes lo practican.

Hipócritas escandalizados por su rechazo a que se ejecute a un inocente

Por otra parte, el diario La Vanguardia y el digital de Ignacio Escolar también se han escandalizado de que Elsa se oponga al aborto en caso de violación. Lo hizo con un razonamiento que suscribo: “Me gustaría entender por qué cualquier problema, y cosas muy duras como puede ser una situación económica difícil o una violación, la queréis solucionar asesinando inocentes. Y es que una parte de nuestra sociedad es tan hipócrita que se escandaliza ante la idea de proponer la cadena perpetua para un violador, pero no se escandaliza ante la pena de muerte contra un niño por nacer que es inocente de todo delito, y que en todo caso es otra víctima más de esa violación.

Siempre planteo la misma pregunta al abordar esta cuestión: ¿cuántos que defienden el aborto en caso de violación están dispuestos a pedir la pena de muerte para el violador? Yo soy provida y rechazo tanto el aborto como la pena de muerte, pero no entiendo qué clase de mentalidad tienen quienes ante un delito de violación piden ejecutar a una de las víctimas -el niño por nacer- pero se horrorizan ante la mera propuesta de hacer lo mismo con el violador.

Ya va siendo hora de dejar a un lado las sutilezas

Por supuesto, Elsa no pasará a la historia como la campeona de la sutileza, y eso es algo ante lo que debo decir: ¡chapó! Ya está bien de tantas sutilezas ante un asunto tan grave como el asesinato de inocentes, un tema que está siendo constantemente ocultado con cínicos eufemismos como “interrupción voluntaria del embarazo” o “salud reproductiva”. Ante una sociedad moralmente enferma que ha aceptado como algo normal el crimen del aborto, la verdad tiene que ser molesta e irreverente, como también lo fueron los alegatos de los abolicionistas contra la esclavitud en el siglo XIX y los panfletos de “La Rosa Blanca” dirigidos a una sociedad alemana anestesiada por el nazismo. Podéis ver aquí el vídeo completo del debate:

#TodosSomosElsa: la respuesta de los provida en Twitter

Dicho sea de paso, el linchamiento mediático lanzado por los citados medios y por internautas de izquierdas contra Elsa tuvo ayer una respuesta provida que llegó a ser tendencia en Twitter, con la etiqueta #TodosSomosElsa, en la que muchos tuiteros han salido a apoyar a esta joven y a denunciar la sucia campaña de manipulaciones, difamaciones e insultos de la que está siendo objeto por su defensa del más primario de los derechos humanos, que es la vida.

No quiero terminar esta entrada sin felicitar a Elsa por su valentía, viendo de qué forma se metió en la boca del lobo a debatir con cuatro personajes que repetían como loros las trolas de la propaganda abortista sin molestarse en cuestionarlas. Esta joven provida ha demostrado una preparación y un conocimiento del tema nada habituales en las personas de su edad, y su “delito” ha sido dejar sin argumentos a cuatro oponentes en un debate que era toda una encerrona. Desde ya tienes un nuevo fan en Vigo, Elsa. Es un motivo de alegría y de esperanza saber que en España tenemos a jóvenes como tú. ¡Nunca te rindas!

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. wladimir

    asi ha sido siempre…

    Los partidarios del aborto llevan tanto tiempo recurriendo a mentiras y a falacias…pero sus falsedades se caen facilmente dado que se quedan sin argumentos…y mucho menos ante alguien que tiene la verdad de su lado….

    a pesar de todos los ataques esa joven tiene toda la razon…estas en la justa defensa de la vida frente a una cultura de muerte….

  2. Felipe

    Magnífica Elsa, le deseo lo mejor.

  3. Anacrusa

    Siempre que sale el asunto del asesinato de los aún no nacidos me hago la misma pregunta. Y es la de ¿cuántos que apoyan hoy este tipo de asesinato viven hoy gracias, por ejemplo, a que cuando fueron concebidos no existía la ley que lo permitía?

  4. Jandro

    Kilos de paciencia y de ideas claras. Bravo por Elsa.

  5. LuisJ.

    A Elsa hay que felicitarla por su valentía pero también por su paciencia. Mantener el tipo frente a una jauría de jovenzuelos impermeables al conocimiento es digno de encomio. Preñados de ideología optaron por el camino más fácil y cómodo, el de convertirse en el eco de las consabidas consignas y eslóganes de los voceros que idolatran a la muerte violenta e impuesta como querida y deseada. Un eco rancio, cansino y anodino que lo impregna todo y ensucia y enrarece el ambiente con un hediondo olor a cadáver. Decidieron no hacerse preguntas, no indagar más allá de lo que alcanzan con sus narices, y se convirtieron en el eco muerto de los que hieden a muerte. Pobre gente, ciegos entre los ciegos y sordos entre los sordos. Pero Elsa no debe desfallecer, pues debe recordar que no existen personas que habiendo sido providas hayan luego abrazado la cultura de la muerte como propia. No así a la inversa, pues numerosos son los testimonios de personas incluso responsables directos de asesinatos intrauterinos que abrieron los ojos y vieron la realidad tal cual es. De esto se infiere que nosotros vemos algo que ellos, los abortistas, no ven pero que algunos adquieren. Lo que para nosotros luce con radiantes rayos de rutilante luz, para ellos, tristes diablos, permanece oculto tras un denso velo hilvanado con falacias y mentiras, taponadas las salidas con espesas capas de falsedades y medias verdades. Algún día serán capaces de ver, o eso les deseo.

  6. LuisJ.

    Elsa debería hacer hincapié en los argumentos que la ciencia nos proporciona para defender nuestra causa. No se sabe bien por qué pero estas personas suelen idolatrar a la ciencia aún sin saber muy bien en qué consiste ésta realmente. La huella indeleble que identifica a cada ser humano sin margen de error es el ADN que es único e irrepetible en cada individuo de cada especie y que se transmite por herencia genética de los padres. Y esa marca que distingue a cada individuo que nos acompañará toda la vida ya existe al principio de esta. La Biología nos dice que el feto humano es un ser vivo, cosa que hasta la inefable Bibiana Aido admitió, pues que es un ser no lo podemos discutir y que alberga vida tampoco a riesgo de aparecer como un tonto. Ser vivo que pertenece a la especie humana, indiscutible también, pues evidente es que no es de la especie de los cangrejos, los abetos o lo lemures. De hecho, yo también soy un ser vivo de la especie humana, pero sabida es la tendencia natural del lenguaje a economizar palabras, y las personas sensatas nos deshacemos de tanta palabrería y hablamos sencillamente de personas.

    Al chico que repite como un loro lo de las trece semanas y el encefalograma plano como si estuviera aportando un argumento irrefutable le podríamos hablar de la teoría aristotélica de la potencia y el acto. Todos los individuos poseemos unas potencialidades que se derivan de nuestra propia naturaleza que son inherentes e innatas y que tan solo necesitan del transcurrir del tiempo para convertirse en acto. Estas potencialidades forman parte por su propia naturaleza de nuestra propia realidad, de nosotros mismos. Sin ellas no seriamos lo que somos pues nos integran, y tan solo un hecho fortuito podrá separarnos de ellas. Así pues en la inexorable linea recta temporal que supone el proceso vital, el óvulo fecundado es en potencia un feto, el feto es en potencia un bebé, el bebé es en potencia un niño, el niño es en potencia un adolescente, el adolescente un adulto, luego un anciano y luego sobreviene la muerte. Este es el proceso natural que llevamos injertado en nuestro ADN y que salvo acto fortuito que lo evite se verá consumado. Pero un cadáver que potencialidad tiene alma cándida si no es la de seguir siendo un cadáver. No existe cambio en su estado. No sé si lo del encefalograma plano en los fetos es cierto, pero al quebrarle el talle como a caña de maiz, como escribiría García Lorca en su poema a la muerte de Antoñito el Camborio, le estás cercenando la posibilidad de convertir en acto todas sus potencialidades que son parte de si mismo, que en definitiva integran su yo, como lo es el mío, o como lo es el de él y que forman parte del proceso vital que en definitiva es vida, es movimiento, es actividad.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.