Dos tuiteos dejan en evidencia su sectario concepto de la libertad de expresión

Las amenazas de muerte que blanqueó Irene Montero, que ahora califica rezar como ‘acoso’

La ministra comunista Irene Montero continúa con sus ataques contra la libertad de expresión de los defensores del derecho a la vida, y lo hace con gran torpeza.

La mordaza psicópata de Sánchez: barra libre para el ‘gora ETA’ y prisión para el ‘Ave María’
La valiente campaña provida que desafía la Ley Mordaza que preparan PSOE y Podemos

Irene Montero sigue con sus ataques contra la libertad de expresión de los provida

Ayer, Irene Montero arremetió contra la campaña de la ACdP que defiende el derecho a rezar ante los abortorios, un derecho que el gobierno quiere convertir el delito mediante una Ley Mordaza que califica como “acoso” el mero hecho de rezar ante esos mataderos de seres humanos. En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter junto a una foto de la campaña de la ACdP, la ministra comunista insistió en su ataque a la libertad de expresión con estas palabras: “Si robas, aunque reces, estás robando. Si acosas, aunque reces, estás acosando”.

Al escribir este tuiteo, Montero se estaba pegando un tiro en el pie sin saberlo. Basta con repasar lo que ella misma publicó en Twitter hace unos años.

El caso de un rapero condenado por lanzar amenazas de muerte

El 20 de febrero de 2018, el rapero comunista Josep Miquel Arenas “Valtonyc” fue condenado a tres años y medio de prisión por el Tribunal Supremo por “delitos de enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias graves a la Corona, y amenazas no condicionales”. Un año antes, el entonces presidente de Podemos, Pablo Iglesias, había defendido al rapero tras su condena por la Audiencia Nacional, afirmando que le condenaban “por hacer una canción”.

Montero defendió al rapero diciendo que iba a la cárcel «por una canción»

Siguiendo la burda falacia de Pablo Iglesias, al día siguiente de la condena de Valtonyc por el Supremo, Montero publicó un mensaje dando a entender que le enviaban a prisión “por una canción”, exactamente la misma mentira que había utilizado el presidente de Podemos un año antes:

Por supuesto, a nadie se le condena a tres años y medio de prisión por hacer una canción. En realidad, Valtonyc fue condenado por introducir en sus canciones amenazas de muertes contra diversas personas. Mensajes como los siguientes:

  • “Burgués, ni tu ni nadie me harán cambiar de opinión, cabrón, seguir el acto de fusilar al Borbón.
  • Mutilaré a De Cospedal.
  • Mataré a Esperanza Aguirre, pero antes la haré ver cómo su hijo vive entre ratas”.
  • Un atentado contra Montoro otro logro pa nosotros, socialicemos los medios de producción a tiros y a la mierda los votos”.
  • De Cospedal no reiría tanto en un zulo a cuarenta grados”.
  • Licencia para matar, quedarán pocos vivos, acabaré con izquierda, PSOE, y también CiU.

Blanqueó amenazas de muerte y ahora criminaliza a los provida por rezar

La misma Irene Montero que ahoca califica rezar como “acoso”, blanqueó estas amenazas de muerte al decir que a su autor le condenaban “por una canción”. Y ahora aún tiene la cara de decir que alguien que reza no está rezando, sino acosando. ¿En qué oración católica ha visto Montero expresiones como las que ella misma blanqueó en el caso de Valtonyc?

Ningún activista provida ha proferido nunca expresiones como las que lanzaba el rapero comunista en sus canciones. Es el colmo del cinismo y del sectarismo que una ministra que defendió a ese delincuente intente ahora meter a gente pacífica en prisión por rezar, acusándola de “acoso”. Claro que no es nada extraño teniendo en cuenta la ideología de la ministra. El comunismo lleva más de un siglo utilizado la mentira como herramienta para pisotear las libertades, y España no iba a ser menos siendo el único país democrático que tiene a ministros comunistas en su gobierno. Es esta vergüenza la que hay que corregir, al igual que las leyes injustas que permiten matar a seres humanos inocentes en el vientre materno. Que haya gente pacífica rezando y ofreciendo ayuda a las madres para que no aborten es algo que sólo molesta a los totalitarios.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    esto…

    Irene Montero sigue con sus ataques contra la libertad de expresión de los provida…es de esperarse de ella,siendo defensora de los valores socla-progres del
    “derecho” al aborto y la muerte…

    y no es sorprendente que incluso se capaz de defender y apoyar a grupos agresores que ataquen fisicamente a pacificos manifestantes pro-vida o defensores de la religion…

  2. Jandro

    A su tuit le falta:
    “Si no acosas, aunque reces, no estás acosando”. Lo peor no es su mezquino mensaje, sino que haya alguno que entre a darle palmaditas en la espalda cuando suelta tamaña estupidez en una red social.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

El gobierno de Sánchez está inventándose cada poco tiempo nuevos motivos para hacer que las mujeres se sientan víctimas de la sociedad e incluso de la naturaleza.

Este martes, el Consejo de Ministros aprobó la reforma de la actual ley del aborto que ha promovido la comunista Irene Montero, ministra de Igualdad.

En el mundo puedes encontrar faros de los más variados tipos en multitud de costas e islotes, pero donde uno no espera verlos es en mitad de un desierto.

El P-51 Mustang es uno de los cazas más famosos de la Segunda Guerra Mundial, y también uno de los mejores que hubo en aquellos años.

Hoy en Galicia se celebra el Día de las Letras Gallegas, una jornada en la que se suele ignorar, por sistema, la lengua materna de la mitad de los gallegos.

Todos los totalitarios tienen una cosa en común: su odio a la Libertad, que les lleva a querer dictarnos, por la fuerza, lo que podemos leer y lo que no.

En la historia de las infraestructuras hay construcciones hoy abandonadas y que nunca llegaron a cumplir el fin para el que fueron hechas.