Rusia no ha logrado alcanzar sus objetivos y está sufriendo enormes pérdidas

Dos meses de invasión rusa en Ucrania y tres mapas que muestran el gran fracaso de Rusia

Hoy se cumple dos meses del inicio de la invasión rusa de Ucrania, y la pregunta obvia es: ¿han cumplido los invasores los objetivos que se marcaron?

Las enormes pérdidas de vehículos militares rusos documentadas en 8 semanas en Ucrania
Las primeras imágenes del crucero ruso Moskva después del ataque que lo hundió

Recordemos que el 24 de febrero, Putin dijo que su propósito era “desmilitarizar” y “desnazificar” Ucrania, un cínico vocabulario propagandístico que dejaba en evidencia su propósito de anular a las Fuerzas Armadas Ucranianas y someter a todo el país. Es por eso que las fuerzas rusas se adentraron en Ucrania en todos los frentes posibles, no sólo desde la frontera entre Rusia y Ucrania, sino también desde Crimea -región ucraniana ocupada por los rusos desde 2014- y desde la frontera de Ucrania con Bielorrusia.

La situación de las fuerzas rusas seis días después de empezar la invasión

El 2 de marzo, al cumplirse seis días de la invasión, la Inteligencia de Defensa británica elaboró este mapa mostrando el avance de las fuerzas invasoras:

El mapa mostraba los avances rusos en el norte del país, con las fuerzas invasoras ocupando parte de las regiones de Kiev, Chernígov, Sumy y Járkov; avances en el este, con ocupaciones parciales de las regiones de Lugansk y Donets (que ya estaban parcialmente tomadas por separatistas prorrusos apoyados por Rusia); y avances en el sur, con la ocupación parcial de las regiones de Jersón y Zaporiyia. Habían pasado sólo seis días desde el comienzo de la invasión y algunos daban por hecho que pronto caería toda Ucrania.

La situación al cabo de un mes del inicio de la invasión

El 24 de marzo, cuando se cumplía un mes del inicio de la invasión, la Inteligencia de Defensa británica publicó este nuevo mapa mostrando las zonas ocupadas por los rusos:

El mapa muestra a las fuerzas rusas prácticamente estancadas en el norte, con la principal diferencia del avance por la autopista H07 de Summy a Kiev (sin apenas cobertura por los flancos), en un intento de cercar la capital ucraniana por el este. En cuanto al este de Ucrania, el mapa muestra la ocupación rusa del nordeste de la región de Lugansk y del suroeste de la región de Donetsk. En el sur del país, los rusos aún no habían ocupado toda la región de Jersón (faltaba la parte occidental) ni toda la región de Zaporiyia. En el sudeste, las fuerzas rusas seguía atascadas en el asedio de Mariupol.

Rusia se retiró del norte de Ucrania tras el fracaso de su ofensiva en ese frente

Un día después, el 25 de marzo, Rusia asumía el fracaso de su plan inicial y cambiaba de objetivos, concentrándose en el Dombás. Además de no haber cumplido sus objetivos iniciales, las pérdidas rusas ya eran enormes: 1.785 vehículos en total, entre ellos 280 tanques, 15 aviones, 35 helicópteros, 16 drones, 2 trenes logísticos y 3 barcos.

La invasión ya había provocado más de 1.000 civiles muertos, entre ellos 90 niños

Para entonces, además, la invasión ya había costado 1.035 civiles muertos -entre ellos 90 niños- y 1.650 heridos (estas cifras, publicadas por el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, suponen casi tres veces más muertos que los que provocó la guerra en el Dombás entre 2016 y 2021; recordemos que esa guerra fue calificada por Putin de “genocidio” y fue usada como falso pretexto para invadir Ucrania).

En un mes Rusia perdió 1.351 soldados, casi tantos como en Afganistán en un año

Ese mismo 25 de marzo, Rusia reconocía la muerte de 1.351 soldados rusos en la invasión. Aunque algunos se lanzaron a restar importancia a esta cifra, en un mes ya había muerto casi tantos soldados rusos en Ucrania como en Afganistán en un año tras la invasión soviética de 1978.

La situación de la invasión en Ucrania a día de hoy

Finalmente, hoy la Inteligencia de Defensa británica ha publicado este mapa de la situación en Ucrania:

Como se ve, los rusos se han retirado del norte del país, manteniéndose los combates sólo en las inmediaciones de Járkov. En el este, a pesar de sus avances, un mes después los rusos siguen sin conseguir ocupar todo el territorio de las regiones de Lugansk y Donetsk, a pesar de ser las zonas más cercanas a su frontera y las que, por tanto, ofrecen más facilidades al apoyo logístico ruso. En el sur, los rusos siguen sin controlar todo el territorio de las regiones de Jersón y Zaporiyia, a pesar de haber transcurrido dos meses del inicio de la invasión y de que esas zonas están próximas a Crimea, que está ocupada por Rusia desde hace 8 años. Rusia ni siquiera ha conseguido reducir el último foco de resistencia en Mariupol, en la acería de Azovstal, donde siguen atrincherados militares ucranianos acompañados por cientos de civiles.

A pesar de este claro estancamiento, esta semana el general ruso Rustam Minnekayev afirmaba que Rusia quiere ocupar toda la costa ucraniana hasta Moldavia, en un intento de crear un corredor terrestre hacia la Transnistria, región oriental de Moldavia ocupada por tropas rusas desde 1995.

Rusia ha perdido más de 500 tanques en sólo dos meses

A día de hoy, según los datos que viene publicando el sitio Oryxspioenkop.com desde el inicio de la invasión, Rusia ya ha perdido 3.129 vehículos, entre ellos 543 tanques, 24 aviones, 36 helicópteros, 45 drones, 2 trenes y 4 barcos, incluyendo el crucero Moskva, buque insignia de la flota del Mar Negro.

Los civiles muertos ya casi multiplican por siete los del Dombás entre 2016 y 2021

Así mismo, en estos dos meses la invasión rusa ha provocado 2.435 muertos, entre ellos 184 niños, y 2.946 heridos, según datos publicados este viernes por el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU. Los muertos ya son casi siete veces más que los provocados por la guerra en el Dombás entre 2016 y 2021. Rusia no sólo ha fracasado con esta invasión, sino que además está cometiendo unos crímenes horrendos contra la población civil ucraniana (el más famoso es la masacre de Bucha, pero no es el único).

Un gran revés estratégico para Rusia

Al fracaso de la propia invasión hay que añadir un revés estratégico para Putin, con una OTAN reforzada y en la que muchos países están planeando rearmarse ante la evidente amenaza que representa Rusia para su seguridad. A eso hay que añadir algo tan insólito como que Finlandia y Suecia estén en vías de sumarse a la Alianza Atlántica, renunciando a su tradicional neutralidad por miedo a ser las próximas que sufran un ataque ruso. Finalmente, Rusia ha sido aislada económicamente por Occidente, lo que provocará serios problemas a la economía rusa y también a su industria de defensa, que era cada vez más dependiente de la tecnología exportada por Occidente.

Foto: Sergey Bobok/AFP. Tres vehículos GAZ Tigr rusos abandonados en Ucrania.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    definitivamente…

    el peor error cometido por Putin es haberse metido en una guerra como esta…y aun mas teniendo una industria de defensa, que era cada vez más dependiente de la tecnología exportada por Occidente…

    cuando un pais se lanza a una aventura tan incierta como esta…dede haber preparadsu industria belica para hacerla autosificiente con sus propias tecnologias y no dependder de recursos del exterior…

    bueno…Rusia dependia mucho de occidente,desde tiempos sovieticos y ahora bajo el regimen de Putin…ya estan viendo el resultado…

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.