Alfonso Rueda se refirió a Galicia como «país» hasta en cinco ocasiones

El sucesor de Feijóo y las letras gallegas: cita la lusofonía pero omite toda mención al español

Hoy en Galicia se celebra el Día de las Letras Gallegas, una jornada en la que se suele ignorar, por sistema, la lengua materna de la mitad de los gallegos.

Feijóo celebra las Letras Gallegas sin citar el idioma español que usa el 68% de los gallegos
Unas palabras del autor del Himno de Galicia que provocarán un disgusto a los separatistas

El Premio Nacional de las Letras Españolas sí incluye a las lenguas regionales

En España se da una paradoja: mientras en Galicia se festeja este día y se excluye de él al español, que es la lengua común de toda España y la que hablamos a diario la mitad de los gallegos, el Premio Nacional de las Letras Españolas reconoce obras “en cualquiera de las lenguas españolas oficiales”, es decir, el español, que es oficial en toda España, y las lenguas regionales.

Los escritores gallegos en español son relegados en esta jornada

Galicia es la cuna de grandes escritores en lengua española, como Camilo José Cela, Wenceslao Fernández Flórez, Ramón María del Valle-Inclán y Gonzalo Torrente Ballester. La propia Rosalía de Castro escribió una parte de su obra en español. Cada año, el Día de las Letras Gallegas se dedica a uno de los escritores gallegos. Hasta ahora, no se ha dedicado ni un solo Día de las Letras Gallegas a los escritores que he puesto en negrita, simplemente porque escribieron su obra íntegramente en español. Curiosamente, si la hubiesen escrito íntegramente en gallego sí podrían haber optado al Premio Nacional de las Letras Españolas. Esto no es “bilingüismo cordial”: es exclusión y discriminación.

Alfonso Rueda menciona la lusofonía pero omite toda mención al español

Esa política excluyente y discriminatoria ha sido practicada desde el gobierno gallego por partidos de distinto signo, empezando por el Partido Popular, que es el que más tiempo ha estado gobernando esta comunidad. Prueba de ello es que hoy Alfonso Rueda, que hace unos días sucedió a Alberto Núñez Feijóo en la presidencia de la Xunta, ha pronunciado un discurso sobre el Día de las Letras Gallegas (se puede leer aquí) en el que ha omitido toda referencia al español, pero sí que ha hecho mención a la lusofonía, diciendo que “nos conecta con 260 millones de hablantes”. El español lo hablan 580 millones de personas en todo el mundo, entre ellas los gallegos, pero ni siquiera quiso mencionarlo. Es lo mismo que hizo Feijóo hace un año, por cierto.

Se da una paradoja, y es que en Galicia el portugués no es lengua oficial, como sí lo es el español, pero la comunidad lingüística que cita el señor Rueda en su discurso es la portuguesa y no la española. Sus intentos de esconder el español rozan el surrealismo. En uno de los párrafos de su discurso dice lo siguiente: “El gallego suena con fuerza, se complementa y atrae a hablantes y oyentes, sin considerar el contacto con otros idiomas una amenaza que la debilite, antes bien al contrario”. El mayor contacto del gallego con otros idiomas es el que se da en Galicia con el español. Si la lengua regional no se siente amenazada por ese contacto, ¿a qué viene ese absurdo empeño en omitir incluso toda referencia a nuestra lengua común?

En su discurso se refirió a Galicia como «país» hasta en cinco ocasiones

Otro aspecto llamativo del discurso de Rueda es la forma que tiene de referirse a nuestra región: en su discurso usó la palabra “país” cinco veces para referirse a Galicia, y no usó la expresión “comunidad autónoma” ni una sola vez. ¿El autonomismo se les ha quedado pequeño a los señores del PP gallego, en su afán por asumir el discurso nacionalista en cada vez más ámbitos? Recordemos que, a día de hoy, la web de la Xunta sigue hablando de bandera “nacional” y de escudo “nacional” para referirse a los símbolos de Galicia, en una página creada en 2016, según Web Archive. Estaba entonces el señor Feijóo en la presidencia. Y luego aún se quejan de que les llamen “nacionalistas”.

Foto: Xunta de Galicia.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    bueno…

    por lo visto Alberto Núñez Feijóo ha dejado su reino y corona en muy buenas manos…su “noble” sucesor Alfonso Rueda, que hace unos días sucedió a Alberto Núñez Feijóo en la presidencia de la Xunta, ha pronunciado un discurso sobre el Día de las Letras Gallegas en el que ha omitido toda referencia al español, pero sí que ha hecho mención a la lusofonía….al parecer su heredero del reino Gallego ha sido bien instruido por su antecesor…

    en Galicia el portugués no es lengua oficial, como sí lo es el español…Sus intentos de esconder el español rozan el surrealismo….correcto,es precisamente es el mundo irreal en que vivia Nuñez Feijoo y sus seguidores que ahora recibe Rueda…

    este heredero al “trono” politico Gallego,Rueda tambien en su discurso usó la palabra “país” cinco veces para referirse a Galicia, y no usó la expresión “comunidad autónoma” ni una sola vez….tal y como lo ha manejado Nuñez Feijoo en su tiempo,y ahora recibe Alfonso Rueda…

    la pagina oficial de la Xunta que organizo Nuñez Feijóo y heredo Alfonso Rueda sigue hablando de bandera “nacional” y de escudo “nacional” para referirse a los símbolos de Galicia…obvio son los simbolos sagrados del reino de Feijoo y ahora lo seran de Alfonso Rueda…

    por supuesto Feijoo puede dormir tranquilo porque ha puesto las llaves de su reino en muy buenas manos…

  2. Teros

    Si VOX no entra en Galicia con esta gente, no se que podrá ser.

  3. CarlosMAP

    Para que las lenguas se asienten y arraiguen en los territorios, en primer lugar y por encima de todo tienen que estar vivas. Después, ser aceptadas por comunidades de hablantes que las consideren instrumentos útiles de comunicación. Y me temo que el gallego, y no es el único caso en España, tiene mal futuro porque si antes cumplía con dificultades una de las condiciones, ahora va camino de no cumplir ninguna. Yo aprendí, e interioricé, de mi familia materna, en aquellos largos veranos que empezaban a mediados de junio y terminaban ya entrando en octubre, un gallego vivo, rural, con una considerable contaminación léxica del castellano, sí, pero vivo. Y a pesar del castellano, el auténtico instrumento útil de comunicación de los comerciantes, industriales y funcionarios de aquellas vilas a las que los aldeanos acudían regularmente a sus compras y gestiones. El gallego vivía en las aldeas, con frecuencia despreciado en las áreas urbanas. Hasta que llegaron las identidades regionales, o absurdamente nacionales, y con ellas el empeño por convertir la lengua en un instrumento a su servicio. Los que nunca lo habían hablado empezaron a difundir un gallego artificial, con elementos léxicos, incluso fonéticos, sacados de aquí o de allá, tomando las diferencias como criterio de selección: cuanto más se diferencie y distancie del castellano, mejor. Cuando se empezaba a emplear en aquella primera televisión gallega, chirriaba en las aldeas. «Iso que falan nin é galego nin é nada; é que da noxo oílos», decía una tía mía. Lo malo es que los niños de entonces tuvieron que estudiar en colegios e institutos ese gallego que tenía muy poco que ver con el de sus padres, y encima aprendido por obligación, mal asunto, y ahora da lástima oírles, esforzándose por elegir las palabras, construir frases y pronunciarlas con la misma naturalidad con la que se habla esperanto. Mientras tanto, el gallego de sus padres morirá con sus padres. Y con el tiempo, cuando todos estos idiomas regionales dejen de estar subvencionados con fondos públicos, quedará un castellano más o menos contaminado con léxico gallego. Eso que Feijóo se esfuerza por hablar en público es un perfecto anticipo de lo que viene. Y así en muchas otras partes de España: toda la riqueza y variedad lingüística conservada durante siglos y destrozada por dos generaciones de cretinos.

    Día das Letras Galegas. Poco que celebrar, mucho que lamentar.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.