Tras la oposición, los jueces y los empresarios, ahora Sánchez va a por los medios

Un inexplicable silencio mediático ante una escandalosa y cínica declaración de Sánchez

En una democracia normal y corriente, los medios de comunicación tienen una función muy importante: vigilar y ser críticos con la acción de los gobernantes.

La censura que Pedro Sánchez prepara en pleno mes de agosto y por la vía de urgencia
Un indicio de la descomposición del PSOE: Sánchez recupera el 'sindicato del crimen'

Sánchez abronca a los medios y les acusa de «intoxicar»

En consecuencia, en una democracia lo normal debería ser que los medios regañasen a los gobernantes. En España ocurre justo lo contrario. Ayer, Pedro Sánchez abroncó a los medios, acusándoles de "intoxicar" por hablar de una posible crisis de gobierno: "Hago un llamamiento a que los medios de comunicación informen, porque no entra en mis planes hacer ninguna crisis de gobierno", señaló, y añadió: "por favor, una cosa es informar y otra cosa es intoxicar". Aquí se puede ver el vídeo de esa declaración:

En lo que respecta a la información, la Real Academia Española ofrece la siguiente acepción a la palabra intoxicar: "Dar un exceso de información manipulada con el fin de crear un estado de opinión propicio a ciertos fines". Esta definición se ajusta como un guante precisamente a lo que hacen el gobierno y sus medios afines, difundiendo las constantes mentiras de Sánchez sin llamar la atención de que lo son y demonizando a la oposición.

Las mentiras e intoxicaciones que viene lanzando el gobierno de Sánchez

Las mentiras de este gobierno darían para varios tomos, pero basta con recordar como incluso mintió sobre temas de salud, afirmando que se dejaba asesorar por un "comité de expertos" que no existía, mintiendo sobre el IVA de las mascarillas para negarse a bajarlo y seguir haciendo caja con ellas, e incluso mintiendo a los españoles sobre la necesidad de esas mascarillas, simplemente porque no había. ¿Cuántas personas murieron por culpa de esa infame mentira de su gobierno, señor Sánchez?

Durante estos años de gobierno del PSOE y de Podemos, hemos visto como el ministro del Interior mentía para cesar a un mando de la Guardia Civil por negarse a desobedecer a una juez, hemos visto como un vicepresidente del gobierno calumniaba gravemente a la oposición diciendo que quería "dar un golpe de Estado", y hemos visto poco después a Sánchez acusando a esa oposición de querer derrocarle. Más recientemente, hemos visto al presidente del gobierno, ya en plan desesperado, inventándose una teoría de la conspiración en la que se presenta como víctima de "poderosos", la guinda de una campaña de ataques del gobierno contra los jueces, la oposición, la monarquía, los empresarios, la banca y las eléctricas. Y ahora les toca a los medios.

Autoritarismo: se repite la historia otra vez con los socialistas

En la historia de España y de otros países, es ya un clásico que los socialistas se dediquen a atacar de esta forma a todos los que no siguen sus dictados, o simplemente a colectivos a los que quieren convertir en chivos expiatorios a los que culpar de las nefastas consecuencias de las desastrosas recetas de la izquierda. Ocurrió durante el mandato de Felipe González, volvió a ocurrir durante el mandato de Zapatero y la historia se repite ahora. Cada vez que los socialistas se ven con el agua al cuello por culpa de su mala gestión, se revuelven y atacan como perros rabiosos a todo el que no se doblega servilmente ante ellos. Ahí está, sin ir más lejos, la reciente ley presentada por el gobierno que amenaza con instaurar una censura de medios, como han denunciado dos grandes asociaciones de periodistas.

El silencio al respecto en los editoriales de la mayoría de grandes medios

Ante esa actitud autoritaria, la reacción de los medios y del pediorismo debería ser de protesta. Pero no ha sido así. De los principales periódicos de España, hoy sólo Abc se revuelve en su editorial contra esa escandalosa y cínica declaración de Sánchez, afirmando que su "perseverancia en la detección y señalamiento de los enemigos del 'progreso' de España revela el nerviosismo del líder socialista", y recordando que "la responsabilidad de que su palabra valga lo que vale la tiene él después de, por ejemplo, haber repetido veinte veces «con Bildu no voy a pactar nada», para meses después convertir a los proetarras en pieza esencial de su proyecto político en las Cortes". El resto de grandes medios ha permanecido en silencio, al igual que las asociaciones de periodistas.

Es inexplicable que un gobierno instalado en la mentira se atreva a abroncar así a los medios, y que la respuesta mayoritaria de este sector sea el silencio. Para tener una democracia fuerte necesitamos medios valientes, que sean capaces de fiscalizar la acción del gobierno -sea cual sea su signo político- y se muestren críticos con su labor. Tener unos medios dóciles y callados ante los abusos de poder nos conduce hacia el autoritarismo, un fenómeno que ya se ha dado otras veces en países democráticos cuyas instituciones han acabado erosionadas por la acción de un gobierno despótico. La democracia es algo muy valioso pero no es inmune a los abusos de los gobernantes. Defender la democracia implica marcar unos límites claros al ejercicio del poder, y los medios deben ocupar un puesto destacado a la hora de defender esos límites. Reaccionen, por favor.

---

Foto: La Moncloa.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    en verdad...

    esto es el colmo del cinismo puro....algo que no es extraño en Pedro Sanchez y su Regimen...acusar a los medios de intoxicar...si el primer intoxicante es el mismo...y al verse "atacado" entonces al mejor estilo izquierdista (y putinista) contraataca a los "agresores"...

    por otro lado..si los medios fueran menos valientes y cobardes...pero resulta que los medios no son cobardes...son rastreros y serviles y estan al servicio del Lado oscuro de la fuerza y ahi estan para hacerle coro a lo que el Regimen le interese...pero si algo sale mal..no dicen ni pio....solo se siente un profundo silencio...

    pero si el gobierno esta atacando a los opositories o disidencias...ahi los medios hacen coro con gran ruido...

  2. escoces

    De acuerdo. ¿Pero que podemos los ciudadanos de a pie hacer contra una dictadura? ¡Nada! Es la historia de la humanidad.

  3. Los ciudadanos tenemos dos medios para reaccionar: el voto y la palabra. Y con eso se pueden hacer muchas cosas.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.