Un informe de Igualdad considera «violencia» cosas que no lo son ni por asomo

El Ministerio de Irene Montero criminaliza conductas pecaminosas: ¿es una indirecta?

Uno de los tópicos más falsos y habituales de todo buen progre a la hora de debatir con un cristiano es que quiere imponer su moral y convertir el pecado en delito.

Irene Montero pone «fuera de la ley» a los que discrepamos de un dogma izquierdista
El significado del concepto ‘violencia de género’ y su perversa finalidad política

A decir verdad, eso no deja de ser una burda caricatura de la forma que tienen los cristianos de entender la vida. No he visto a ningún cristiano reclamando que sea delito mirar lascivamente a una mujer, por poner un ejemplo. El Cristianismo sabe distinguir entre un pecado y un delito. Sin embargo, una parte de la izquierda empieza a confundir lo uno y lo otro, como hemos vuelto a comprobar este viernes.

Irene Montero presenta un informe que miente sobre la violencia contra la mujer

Hoy la ministra de Igualdad, la podemita Irene Montero, ha presentado un informe sobre la violencia contra la mujer. La Moncloa lo ha titulado así: “Una de cada dos mujeres ha sufrido algún tipo de violencia machista en España”. Comunistas como Irene Montero (lo de que es comunista lo dijo ella misma) nunca han tenido reparos a utilizar la mentira para conseguir sus objetivos. Y hoy hemos tenido un nuevo ejemplo de ello. El diario El Mundo señalaba esta mañana que el informe del Ministerio de Montero computa como violencia contra la mujer las miradas, bromas e insinuaciones. Dicho sea de otra forma: la afirmación de que “una de cada dos mujeres ha sufrido algún tipo de violencia machista en España” es una mentira.

Banalizando los auténticos maltratos con fines ideológicos

Es más: llamar “violencia” a simples miradas, bromas e insinuaciones es algo peor que mentir. Con eso, lo que hace el Ministerio de Montero es banalizar los auténticos casos de maltrato. No cuesta mucho imaginar la finalidad con la que la ministra feminista ha querido lanzar esa mentira: el titular publicado hoy por La Moncloa parece hecho para justificar el discurso de la izquierda que presenta a las mujeres como oprimidas por los varones. Recordemos que con el auge de la clase media en Occidente, la izquierda clásica fracasó con su tesis de la lucha de clases, y ahora ha decidido apostar por la lucha de sexos, con el mismo objetivo que antes: ir erosionando nuestras libertades con la excusa de combatir esa supuesta opresión.

El curioso concepto de violencia que maneja la izquierda

Hay que decir que en esa erosión de nuestras libertades, la izquierda española está siendo de lo más eficaz. A este paso acabarán criminalizando a cualquier hombre que se atreva a invitar a una mujer a tomar un café. Incluso han criminalizado los piropos, como si algo tan inocuo fuese una expresión de violencia y opresión contra las mujeres. Con todo, esa izquierda tiene una curiosa vara de medir a la hora de hablar de violencia. Hace poco, un diputado de Podemos se mofó de una pedrada lanzada contra una diputada de Vox, tachándola de “bulo”, a pesar de haber pruebas consistentes de esa agresión. Así mismo, Podemos no tuvo inconveniente en nombrar como candidato a un tipo condenado por agredir a una embarazada. Y hace sólo tres meses, el partido de extrema izquierda nombró portavoz a una condenada por injuriar y agredir a dos funcionarias de Policía. Y luego criminalizan los piropos.

¿Malgastando dinero público para atar en corto a Pablo Iglesias?

Dicho sea de paso, el marido de Irene Montero, Pablo Iglesias, no se cortó en dirigir insinuaciones a una periodista a través de Twitter. Hace unos años, en su programa “La Tuerka”, el hoy dirigente de Podemos hizo otra insinuación a Rita Maestre, jactándose de las “miradas lujuriosas” que él le dedicaba. No voy a entrar aquí en los chismes que circulan sobre este señor, porque nunca me ha gustado hacerme eco de rumores, pero me pregunto si Irene Montero, con ese informe, pretende atar en corto a su marido y evitar que se distraiga. Sea ésta la razón del informe o la de criminalizar a todos los varones, mi conclusión es la misma: invertir el dinero de nuestros impuestos en un informe que miente sí que debería estar penalizado, ya para empezar como malversación y falsedad en documento público.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. José

    Esto es un disparate..

  2. Luna

    me parece a mí que “azotar hasta hacerle sangre” a una mujer vendría a ser violencia, ignoro si se computa también en este memorial de agravios o se ha corrido un tupido velo sobre esta lapidaria frase. Igual se pueda perdonar a Pablo Iglesias por no haber dicho “la miraría con lascivia infinita durante un minuto entero”, que -ya se sabe- es mucho más grave…

    Pues claro, ya veis por dónde voy: que a los católicos nos tienen por hipócritas por pura costumbre (o norma), pero que la hipocresía de muchos paganos es más que manifiesta. La verdad es que me parece surrealista esto de “las miradas lascivas”, que me recuerda al Padre Palomino de Gomaespuma, aunque sin el sabroso toque del gol del Logroñés. Os digo una cosa: Salvemos esa hipocresía de las ultraizquierdas y definamos todo eso como lo que es, una inmoralidad. Creo que en este aspecto podríamos estar unos y otros de acuerdo. (Moris=costumbre, y tal. Y a partir de ahí, tira palante).

    O defendamos algo que va más allá y que nos puede reportar muchos beneficios, la pureza. No, no es broma, con ella terminaremos tanto con el delito como con el pecado. Rectitud de intenciones y una conducta consecuente… vaya, qué coincidencia (dirían los Luthiers) resulta que es lo que siempre nos ha dicho la Iglesia, que funciona mejor que el retorcimiento constante de las leyes y lo de andar rallándonos contínuamente con consignas represoras.

    Porque al final resulta que en efecto, existen el bien y el mal, que tenemos una responsabilidad ante ellos y que no todo lo que hagamos en el ámbito sexual está bien. Bueno, ya no nos llevan dos mil años de distancia, algo han acortado con este informe. Quizá dentro de un siglo se den cuenta de una nueva evidencia. Pero hasta entonces, por favor, que no nos dicten estos dogmas tan esquemáticos, nosotros estamos un poco más allá de eso.

    Con todos mis respetos hacia las víctimas reales de agresiones, me gustaría ver con qué cara han escuchado esta majadería, seguro que se han dado cuenta del abismo que existe entre los delirios que supone y la realidad de lo que ellas sufrieron. Por ellas no podemos pasar por alto estas payasadas, se está olvidando algo muy importante de la mujer y es su dignidad.

  3. Luis Carlos

    Su feminismo de cartón piedra se viene abajo cuando se pone en evidencia cuando las verdaderas víctimas de agresión sexual han sido atacadas por personas de origen extranjero.

    Viven de las subvenciones y por tanto tienen que justificar que su lucha todavía es necesaria para seguir recibiendo dinero. Lo suyo es un discurso demagógico y victimista, pero sin los verdaderos principios éticos como el respeto a la dignidad de las mujeres y que las personas sean valoradas por sus méritos y cualidades sin importar si son cromosomas XX o XY.

    Lo que les interesa es seguir promoviendo la guerra de los sexos en vez de recuperar valores morales como el respeto a las damas.

  4. wladimir

    El Ministerio de la Igualdad…

    en todo su fundamento ideologico y su forma de proceder…me parece bastante torcido y equivocado…

    partiendo de sinsentidos como “criminalizar a atreva a invitar a una mujer a tomar un café.e Incluso criminalizar los piropos”…esta rayando en entre lo absurdo y lo tonto…y mostrar esto como “una expresión de violencia y opresión contra las mujeres”…esto es el colmo de la insensatez….

    Pero…burlarse de una pedrada lanzada contra una diputada de Vox, nombrar tipo condenado por agredir a una embarazada o nombrar como portavoz a una condenada por injuriar y agredir a dos funcionarias de Policía…esto es otra muestra de lo anomalo que es este ministerio…

    esta entidad estatal….no sera mejor llamarla el ministerio del terror igualitario , el ministerio del absurdo,el ministerio de la anomalia, el ministerio antinatural, el ministerio del desvio ideologico o tal vez el ministerio del desorden social….

  5. Luis A. Recinos

    Sin duda como Alicia en el País de las Maravillas, pecado y delito son lo que yo digo que son pecado y delito, los cuales defino sgún mi conveniencia. Y como la izquierda se ha apoderado de la ética, sus juicios son infalibles. Ah vaya, ¡qué bonito así!

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.