En esa calle se hicieron 11 de los 39 túneles clandestinos cavados bajo la ciudad

Los túneles de Bernauer Strasse en Berlín: rutas subterráneas para huir del comunismo

El 13 de agosto de 1961, la Alemania comunista empezó a construir el Muro de Berlín, cínicamente llamado “Muro de Protección Antifascista” por esa dictadura.

La Carretera de los Huesos: una fosa común del genocidio estalinista de 2.000 km de largo
Sobieskiego 100: el misterioso edificio soviético que permanece cerrado y vigilado en Varsovia

Un muro para impedir la huida de la Alemania comunista

El muro rodeó por completo el Berlín libre, situado al oeste y dividido en tres zonas, administradas respectivamente por Estados Unidos, Francia y el Reino Unido. Su perímetro era de 155 kilómetros, y además del propio muro, la zona inmediata al mismo situada del lado comunista fue sembrada de minas. Se estima que unas 5.000 personas lograron huir de Berlín oriental, unas 3.000 fueron detenidas al intentarlo, y 200 personas fueron asesinadas al escapar, entre ellas 33 que fallecieron al atravesar el campo de minas. En realidad, el muro no protegía a nadie de unos “fascistas”, sino que convertía el Berlín oriental y la Alemania comunista en una enorme prisión.

Una imagen del Túnel 57, construido desde el Berlín occidental hasta la Bernauer Strasse 97, en Berlín oriental, entre abril y octubre de 1964. Por él lograron huir 57 personas entre el 3 y el 4 de octubre de 1964 (Fuente: Jugend Opposition in der DDR).

La primera víctima mortal del muro fue Ida Siekmann, una enfermera de 58 años que murió al intentar saltar de un cuarto piso de la Bernauer Strasse 48, donde vivía. Esa calle quedó bordeada por el muro por su lado sur, aislando por completo la Iglesia de la Reconciliación, situada en ella y que acabó siendo derribada por los comunistas en 1985. Bajo estas líneas podéis ver una recreación de cómo el muro dividió a los residentes de esa calle.

En la Bernauer Strasse se hicieron 11 de los 39 túneles de huída de Berlín

Como Bernauer Strasse medía 36 metros de ancho y estaba dividida por el muro, en esta calle hubo varios intentos de fuga mediante un total de 11 túneles de los 39 que se construyeron bajo el Berlín oriental (se cree que llegaron a proyectarse unos 70, lo que indica el alto número de fracasos). De esos 39, 30 se construyeron empezando desde el Berlín occidental para rescatar a personas del otro lado, y 9 se iniciaron desde el Berlín oriental para huir, siendo estos últimos los que tuvieron más éxito. A través todos los túneles construidos en Berlín lograron huir 254 personas, cuatro murieron en el intento y 200 fueron arrestadas. Los túneles fueron construidos de forma clandestina bajo los edificios y con el permanente riesgo de ser descubiertos por los centinelas comunistas.

El encuentro con la Libertad. Una foto del Túnel 57 bajo en Berlín oriental (Fuente: Jugend Opposition in der DDR).

De los 11 túneles de Bernauer Strasse sólo tres de los túneles de Bernauer Strasse tuvieron éxito. El primero de ellos se empezó a construir en un sótano de la Schönholzer Strasse 7 en el verano de 1962, en Berlín occidental, llegando hasta una fábrica en la Bernauer Straße 79. El túnel tenía unos 140 metros de largo y fue construido a iniciativa de un grupo de estudiantes encabezado por dos jóvenes italianos, Domenico Sesta y Luigi Spina. Por él huyeron 29 personas, entre hombres, mujeres y niños, hacia el Berlín libre, sin que los centinelas del muro se diesen cuenta. Hoy se le conoce como el “Túnel 29” por el número de personas que logró huir por él. En este vídeo podemos ver el estado actual de ese túnel, que se conserva hoy en día como un museo (el vídeo está en alemán, pero dispone de subtítulos en español: se activan en la barra inferior del vídeo):

El Túnel 57 que llegó hasta la Bernauer Strasse 97

El túnel más exitoso de todos los construidos en Berlín empezó a construirse en abril de 1964, empezando desde Berlín occidental en dirección a Bernauer Strasse 97. Fue el más profundo (llegó a 12 metros) y caro de todos los túneles. Medía 145 metros y empezaba en el sótano de una panadería vacía. Entre el 3 y el 4 de octubre de 1964 un total de 57 personas huyeron por él, por lo que hoy se le conoce como el “Túnel 57”. Buena parte del dinero que costó el túnel fue financiado por un fondo secreto que tenía el gobierno de la Alemania libre para ayudar a ciudadanos de la Alemania comunista a huir de allí. El último túnel conocido de la Bernauer Strasse se construyó en febrero de 1971, empezando en el Berlín occidental. Lamentablemente este muro fracaso, siendo detenidas 40 personas.

Un centinela de la Alemania comunista inspeccionando uno de los túneles de huida construidos bajo el Berlín oriental (Fuente: Bundesarchiv.de).

Hoy en día, además de poder visitar el Túnel 29, diversas placas recuerdan en la Bernauer Strasse los túneles allí construidos y a las personas que huyeron por ellos, así como a aquellas que encontraron la muerte o el cautiverio en su intento de escapar de ese régimen totalitario que convirtió la Alemania oriental en un inmenso campo de concentración. La historia de estos túneles no sólo recuerdan a los que buscaban huir, sino también a los que arriesgaron sus vidas ayudándoles en el intento, en un gesto de solidaridad admirable plasmado en esos 30 túneles que partieron desde Berlín occidental.

Imagen principal: BTB-concept.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.