El PP y Cs deben explicar ya si darán oxígeno a Sánchez negándose a apoyarla

El asalto del Gobierno a la Justicia hace que la moción de Vox sea una urgencia democrática

El ataque definitivo a la independencia judicial iniciado ayer por el PSOE y Podemos debería hacer reflexionar a algunos partidos de la oposición.

Encuesta: ¿apoyas la moción de censura para echar al Gobierno de Pedro Sánchez?
El artículo de la Constitución que el PSOE y Podemos violan con su asalto al Poder Judicial

El PP y Cs deberían estar tirándose de los pelos

Ayer se supo que el Congreso de los Diputados debatirá la moción de censura de Vox el 21 y 22 de octubre. La noticia debería provocar que en estos momentos en las sedes nacionales del Partido Popular y de Ciudadanos se estuviesen tirando de los pelos por no haberla presentado ellos. Pablo Casado y Inés Arrimadas tuvieron la oportunidad de pactar esa moción con Vox, pero se cerraron en banda, dejando a Vox en exclusiva el protagonismo de una respuesta frontal a la deriva totalitaria del Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Los sólidos motivos que ya había para apoyar esa moción

Cuando Vox anunció su moción de censura el 29 de julio ya había motivos sobrados para apoyarla. Cuatro meses antes, a mediados de marzo, el Gobierno colaba a Pablo Iglesias en el órgano de control del CNI aprovechando el decreto del estado de alarma y obviando la confesión de Iglesias de que se dejaba usar por Irán para desestabilizar España. Por esas mismas fechas los españoles empezamos a sufrir las consecuencias de la negligente gestión de la Pandemia por parte del Gobierno, que nos ha costado decenas de miles de muertos y una ruina económica sin precedentes desde la Guerra Civil Española.

En ese mismo mes de marzo empezaron los ataques desde Unidas Podemos contra la Monarquía, cuyo derrocamiento ya ha sido declarado por Pablo Iglesias como una de sus prioridades mientras España sigue azotada por la pandemia. Durante el confinamiento impuesto por el ejecutivo empezaron también los ataques del Gobierno a derechos y libertades de los españoles usando la pandemia como excusa. En medio de esos ataques, los españoles asistimos indignados al nuevo asalto del Gobierno contra la Guardia Civil.

Este ataque a la Justicia da aún más de sentido a la moción

El actual asalto al Poder Judicial se ha iniciado tras la imputación judicial de Podemos por posible malversación y administración desleal, entre otros presuntos delitos, tras la petición de un juez de imputar a Pablo Iglesias y otros cinco dirigentes de su partido por varios delitos, y tras la lluvia de querellas contra el Gobierno por su pésima gestión de la pandemia. No creo exagerar si digo que pretenden liquidar la independencia judicial para garantizar su impunidad en esas causas judiciales. Utilizan el Estado como si fuese su cortijo particular, al estilo del chavismo venezolano. Este grave ataque, que viola la Constitución, hace que la moción de Vox sea ya una cuestión de urgencia democrática.

La misma urgencia democrática que justificó otra moción de Cs y PP en 2019

Vox tuvo el acierto y la altura de miras de anunciar que el propósito de dicha moción será convocar elecciones, es decir, que los españoles podemos pronunciarnos en las urnas sobre los engaños, los manejos antidemocráticos y el despotismo de Pedro Sánchez. El argumento de la falta de apoyos ya no es válido ni por asomo. El año pasado el PP y Cs apoyaron una moción de censura en Cataluña también sin apoyos suficientes. Aquella moción era otro ejemplo de urgencia democrática ante un Gobierno regional instalado en la desobediencia permanente a la Constitución y las leyes. Apoyar aquella moción y no apoyar ahora la de Vox sería una colosal incoherencia.

¿Qué harán PP y Cs ante la demolición del pacto constitucional?

A muchos españoles les va a costar entender que en el momento actual, con un Gobierno que está emprendiendo la demolición del pacto constitucional de 1978, el PP y Cs opten por abstenerse o incluso por votar en contra de esa moción de censura. Si en su momento tuvieron la torpeza de anteponer sus intereses partidistas a cualquier otra consideración, es problema suyo. En el momento actual, ante un gran desafío a nuestra democracia, votar contra esa moción o abstenerse sería algo grotesco. De nada vale presumir de “constitucionalista” si uno se cruza de brazos ante la operación de derribo emprendida por socialistas y comunistas contra nuestra Constitución. No sólo les contemplamos millones de españoles: lo hace también la historia, que siempre es implacable con aquellos que no saben estar a la altura en los momentos más críticos para su Patria.

Foto: Vox.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Jandro

    Espero que PP y Cs recapaciten y finalmente voten sí.

  2. wladimir

    Es justo..

    que merecidamente el PSOE y Sanchez deberia merecidamente tomar de su propia medicina…ante tantos fallos y errores cometidos en su gobierno…que tanto costado tanto en vidas y economia al pais…

  3. Luis Carlos

    Me temo que PP y Cs son disidencia controlada, se limitan a fingir que son la oposición para una falsa alternancia como la del turnismo de Cánovas y Sagasta.

    No estamos hablando de una panda de chorizo. Se están rebasando líneas rojas muy peligrosas. A su lado el franquismo va a parecer un cuento de hadas. Vamos hacia una narcodictadura, y a ellos les dará igual que nos hundamos en la miseria si pueden enriquecerse con total impunidad con el crimen organizado, y no sólo con las drogas y la prostitución.

    Puede que incluso las élites al ver el resultado de esto decidan aplicar la misma fórmula en el resto de países de Europa…y de América.

    Lo que me preocupa no es lo que tengan planeado, sino que la gente no reaccione, o no hasta que sea demasiado tarde. Estamos en manos de unos psicópatas. Es posible que ya estén preparando una generación de “kale borroka”, no sólo en el País Vasco, sino en toda España, una dictadura virtual donde nos dominen por el miedo y encima tengan el descaro de presumir que defienden nuestra libertad.

    Es posible que la moción de censura fracase, pero en tal caso será el fin del PP y Cs al quedarse en evidencia que Vox es la verdadera oposición. Por ahora cuanto más se tarde en convocar elecciones mayor será el desgaste del PSOE, y con ello su hundimiento definitivo. Lo que me preocupa es que si saben que van a desaparecer del mapa van a usar todos los medios posibles para el pucherazo, y en tal caso necesitamos que interventores y apoderados hagan un recuento paralelo para verificar si se ha cumplido el escrutinio general.

  4. carmen

    Es necesario q las DERECHAS s UNAN mas q NUNCA con la MOTION d Abasca.contra este Gobierno dictador.

  5. Luis Carlos

    El problema es que ahora sólo Vox es de derechas, el PP es disidencia controlada, se limita a hacer lo que le ordene un lobby secreto sin importar lo que queramos los votantes.

  6. pacococo

    Espero que, como decías ayer, Uropa bloquee la ley que pretenden imponer, así y por una vez y tal vez sin que sirva de precedente, Uropa nos sirva para algo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.