Este exclave berlinés estuvo rodeado por el Muro de Berlín, salvo por un corredor

Steinstücken: la curiosa ‘isla’ de Libertad que se quedó rodeada por la Alemania comunista

Las fronteras entre países suelen dar a casos curiosos en forma de enclaves, pero ¿qué pasa cuando eso ocurre entre dos territorios separados por un muro?

Los túneles de Bernauer Strasse en Berlín: rutas subterráneas para huir del comunismo
Sobieskiego 100: el misterioso edificio soviético que permanece cerrado y vigilado en Varsovia

El Berlín Occidental tuvo 12 exclaves en la Alemania comunista

Eso es exactamente lo que pasó con varias zonas del Berlín Occidental durante la Guerra Fría, como consecuencia de la construcción del Muro de Berlín en 1961. La zona occidental de la ciudad tenía un total de 12 exclaves situados en la Alemania comunista, y ésta tenía uno, Tiefwerder, en el Berlín Oeste. La mayoría de ellos eran parcelas de tierra deshabitadas que fueron transferidas a la RDA con el paso del tiempo, pero había tres excepciones. Por una parte, Erlengrund y Fichtewiese eran exclaves habitados estacionalmente y al que los centinelas de la Alemania comunista sólo permitían acceder a sus residentes y a vehículos de emergencias. Steinstücken era el único de esos exclaves permanentemente habitado por unas 200 personas.

Plano del Berlín Occidental en 1972, mostrando el exclave de Steinstücken y el corredor que lo comunicaba con la parte libre de la ciudad (Fuente: Berlin.de).

Steinstücken: un exclave del que intentó apropiarse la Alemania comunista

Steinstücken estaba ubicado en la esquina suroccidental de Berlín, junto al barrio de Steglitz-Zehlendorf. Tenía una superficie de 12,67 hectáreas y estaba separado del resto del Berlín Occidental por una calle de un kilómetro de largo. Su curiosa situación se estableció al dividir la ciudad de Berlín en las distintas zonas de ocupación (francesa, británica, americana y soviética) al final de la Segunda Guerra Mundial. En 1951 la Alemania comunista intentó apropiarse del exclave por la fuerza, enviando a sus policías y militares, pero los vecinos se opusieron y Estados Unidos -a cuya zona de ocupación le correspondía ese exclave- reaccionó enviando a sus militares a la zona. A partir de entonces, la vida de los vecinos de Steinstücken se volvió muy complicada.

Una de las casas de Steinstücken, con el Muro de Berlín a su lado (Fuente: Ullstein Bild/Jansson).

La construcción del Muro de Berlín y del corredor

La Alemania comunista estableció dos puestos de control en el corredor de acceso al exclave. Para cualquiera de sus actividades, desde ir al colegio hasta acudir al trabajo o hacer la compra, los vecinos de Steinstücken tenían que pasar necesariamente por esos dos controles. En 1961 la cosa se complicó aún más con la construcción del Muro de Berlín, sobre todo después de que 20 centinelas de la RDA desertasen y huyesen al Berlín Occidental a través de ese exclave, aprovechando que sólo estaba rodeando por alambre de espino. La RDA reaccionó levantando un muro en todo el perímetro del exclave.

El puesto de la Policía Militar americana en el exclave de Steinstücken (Fuente: Henri Funck / Wikimedia).

En septiembre de 1961 la Policía Militar del Ejército de EEUU acudió en apoyo de los vecinos del exclave con un helicóptero y estableció un destacamento permanente en Steinstücken, con un pequeño helipuerto, a fin de defender la Libertad en ese pequeño territorio (hoy un monumento con dos palas de helicóptero recuerda a aquel destacamento en ese barrio). Finalmente, en 1971 las cuatro potencias ocupantes se pusieron de acuerdo para construir un corredor que conectase Steinstücken con el resto de Berlín Occidental con un kilómetro de largo y 20 metros de ancho, de tal forma que los vecinos del exclave no tuviesen que verse sometidos a constantes controles. A cambio, la Alemania libre entregó a la Alemania comunista seis de sus exclaves deshabitados, además de 4 millones de marcos alemanes.

Una vista aérea del exclave de Steinstücken en 1989 (Fuente: Defense Imagery).

El exclave acabó convertido en una curiosidad que atraía a turistas

Steinstücken se convirtió en toda una curiosidad en el Berlín Occidental. El Muro rodeaba totalmente este pequeño barrio, incluso a ambos lados del corredor, convirtiendo el exclave en una curiosa “isla” de Libertad. Eso atrajo a muchos turistas y curiosos, deseosos de ver cómo era la vida en un barrio que se había quedado totalmente rodeado por la Alemania comunista. Toda esta situación llegó a su fin con la caída del comunismo en la RDA en 1989 y la Reunificación de Alemania en 1990. Hoy en día, Steinstücken sigue siendo un exclave de Berlín en la ciudad de Postdam. Pertenece al distrito berlinés de Wannsee y en él residen unas 300 personas.

Aquí podéis ver un vídeo de JanPBtest grabado en 1989 desde el autobús que comunicaba Steinstücken con el resto del Berlín Occidental, mostrando el citado corredor cercado por el Muro de Berlín:

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Alfonso

    Las ratas comunistas liberaron a sus secuestrados/extorsionados a cambio de tierras y dinero.
    Hay cosas que no cambian…

  2. DAGM4

    Muy interesante.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.