El revés del Ejército Ruso podría acabar provocando problemas internos a Putin

Tres meses de la invasión rusa de Ucrania: los motivos para afirmar el fracaso de Rusia

La invasión ordenada por Putin e iniciada el 24 de febrero cumple hoy ya tres meses. Un buen momento para hacer un balance de lo ocurrido hasta ahora.

Ucrania ha capturado casi 1.300 vehículos militares rusos en 12 semanas de invasión
Rusia ya ha perdido en Ucrania más de 3.600 vehículos en 11 semanas: éstos son sus tipos

Los objetivos iniciales que se había marcado el Kremlin en Ucrania

No siempre es fácil determinar cuál será el resultado de una guerra mientras todavía está en marcha, pero sí que hay motivos sólidos que nos indican el rotundo fracaso de Rusia, y concretamente de Putin, en su intento por invadir Ucrania, someter todo el país y destruir su potencial militar. Indico estas tres cosas porque, a medida que iban pasado las semanas, el Kremlin ha ido reduciendo sus objetivos y los propagandistas rusos han hecho lo mismo, en un intento de presentarnos cínicamente los fracasos en éxitos.

Hay que recordar que ese 24 de febrero, Putin declaró que su propósito era “desmilitarizar” y “desnazificar” Ucrania, es decir, invadirla por completo y convertirla en un Estado títere de Rusia. A tal fin, en las primeras horas de la invasión, Rusia desplegó tropas en el Aeropuerto de Hostomel, en Kiev, y lanzó un ataque terrestre con varias columnas, siendo uno de sus objetivos la toma de la capital ucraniana. Algunos analistas, entre ellos también algunos militares retirados, dieron por hecho que Ucrania sería derrotada en unos días.

El cambio de estrategia de Rusia ante el fracaso de la invasión

Sin embargo, los ucranianos ofrecieron una tenaz resistencia a los invasores, de tal forma que las operaciones rusas se empezaron a prolongar más de lo esperado. Al cumplirse un mes de la invasión, Rusia aún no había tomado Kiev y había perdido en Ucrania tantos soldados como la URSS en Afganistán en un año, y eso si nos fiamos de las cifras oficiales de bajas publicadas por el Kremlin (todo indica que las reales son mucho más altas). A la vista del fracaso, el 25 de marzo Rusia anunciaba un cambio de estrategia para concentrarse en el Dombás, renunciando a Kiev. Entre las causas del fracaso ruso se encontraba la mala planificación de la invasión, los problemas logísticos y de mantenimiento de sus vehículos y la baja moral de sus tropas.

Siguieron pasando las semanas, y a pesar del cambio de estrategia, los objetivos continuaron sin cumplirse. A los dos meses de la invasión, los rusos seguían sin completar la toma del Dombás y ya había perdido más de 500 tanques, de entre un total de 3.129 vehículos militares perdidos.

El fracaso estratégico y económico de la invasión rusa de Ucrania

Al fracaso militar en Ucrania había que añadir un fracaso estratégico: una OTAN reforzada y a cuyas puertas llaman Finlandia y Suecia, países tradicionalmente neutrales pero que por miedo a Rusia han decidido pedir cobijo en la Alianza Atlántica.

Añadamos además el fracaso económico, con Rusia sometida a fuertes sanciones que están perjudicando seriamente a su economía y en particular a su industria, incluida la militar, y la deriva de Rusia hacia una dictadura pura y dura, embobada por un discurso nostálgico de la Unión Soviética que se ha plasmado en la imposición de banderas comunistas y estatuas de Lenin en las zonas ocupadas de Ucrania, en las que los invasores están tratando de eliminar la lengua y la cultura ucraniana, además de los derechos civiles de los invadidos.

El Kremlin, totalmente alejado de la realidad

A pesar de sus fracasos, el Kremlin, alejado de la realidad como si se creyese las mentiras de su aparato de propaganda, ha mantenido su retórica imperialista y belicista como si todo fuese viento en popa, amenazando a Finlandia, a Suecia, a Moldavia y a Polonia, y evidenciando que Rusia se ha convertido en la mayor amenaza para la seguridad en Europa y que está gobernada por un fanático totalmente alejado de la realidad. Esa evidencia ha llevado a los países occidentales a enviar cada vez más armas a Ucrania, lo que ha contribuido todavía más a frustrar los planes de Putin.

La estrategia hitleriana de Putin da más razones a Ucrania para resistir

Ante ese panorama, el dictador ruso se está vengando de sus fracasos igual que lo hizo Hitler: atacando masivamente objetivos civiles, sin ningún otro fin que imponer el terror entre el pueblo ucraniano, pero consiguiendo que Ucrania mantenga una alta moral de lucha, porque sabe que una rendición y una derrota implicaría ser borrada del mapa, ver destruida su cultura y prohibida su lengua, y ser esclavizada por la Rusia de Putin. Mientras que a los soldados rusos no se les ha perdido nada en Ucrania, los ucranianos luchan por su tierra, su libertad y sus familias, en definitiva: por su supervivencia como Nación.

La situación de la invasión a día de hoy

En cuanto al día de hoy, en tres meses Rusia ya ha perdido casi 700 tanques, es decir, un promedio de 232 tanques al mes. A pesar de ello, no ha logrado tomar Kiev, ha tenido que retirarse de la región de Járkov y aún no ha logrado ocupar todo el Dombás, con desastres como el del cruce del río Donets hace dos semanas (con 32 vehículos blindados rusos perdidos en un solo ataque ucraniano). Los invasores están perdiendo enormes cantidades de vehículos y Ucrania está capturando muchos de ellos, de modo que Rusia se ha convertido en su principal proveedor (involuntario) de material bélico.

En el Dombás, región que Rusia sigue sin dominar por completo, los invasores están adoptando una práctica de destrucción total, con ataques masivos con artillería y misiles contra docenas de poblaciones. La propaganda rusa afirmaba que iba a “liberar” el Dombás, pero en vez de eso lo está arrasando, ganándose con ello la enemistad de la población rusófona que en otras circunstancias podría haber tenido simpatías por los invasores.

El tiempo juega en contra de Rusia

Ahora mismo, un resultado alentador para Rusia sería conformarse con la situación inicial de esta invasión, es decir, la península de Crimea y las zonas que ocupaba en la región del Dombás. Cuanto más tiempo pase, cuantos más fracasos coseche Rusia, más animada se verá a Ucrania a recuperar los territorios ocupados en esta invasión y también en la de 2014. El Derecho internacional está de su parte, y gracias a Rusia, ahora Ucrania tiene más aliados que nunca para ayudarle a echar a los rusos de sus fronteras.

A ese cuadro hay que añadir las responsabilidades penales que decenas de países están reclamando contra Rusia por sus crímenes de guerra y contra los derechos humanos en Ucrania, a lo que hay que añadir el drama de los millones de ucranianos, en su mayoría mujeres y niños, que han tenido que abandonar sus país. Muchos ya no se conformarían con que Rusia se retire de Ucrania: exigirán el pago de indemnizaciones y que los criminales sean juzgados.

Los problemas internos que podría tener Putin por su fracaso en Ucrania

Añadamos, finalmente, que el desprestigio del Ejército Ruso -anticuado, mal dirigido y desmotivado- y sus graves pérdidas en Ucrania pueden provocar grandes problemas internos a Rusia en el futuro, animando a que algunas de las repúblicas que forman la Federación Rusa elijan el camino de la independencia, como ya ocurrió tras la desaparición de la URSS en 1991. La deriva dictatorial de Putin podría agravar esas tensiones internas, incluso abriendo la puerta a intentos de expulsarle del poder por la fuerza, por parte de los mismos militares a los que el dictador ha enviado a morir a Ucrania, con un desprecio por sus vidas sólo equiparable al que mostró Stalin en la Segunda Guerra Mundial.

Foto: Ukraine Weapons Tracker. Un tanque ruso T-72B3(M) destruido en Makariv, en el óblast de Kiev, Ucrania.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    es verdad…

    ya van tres meses…de la operacion especial de desnazificacion Rusa en Ucrania…y han alcanzado algun objetivo de los que se propusieron?…por lo visto ninguno hasta el momento..exepto solo causar destruccion y muerte a los civiles…

    El revés del Ejército Ruso podría acabar provocando problemas internos a Putin..y saben no lo dudo..que este estrepitoso frazaso se convierta en serias dificultades al Regimen putinista…que tanto dependia de conflictos externos para ganar prestigio y popularidad en Rusia…ya veremos que sucede…

  2. ROKER

    Rusia a mi parecer ya perdió la guerra, no esperaba esta fuerte resistencia ni la unión de la OTAN ayudando a Ucrania.Encima se esta enemistando cada vez más con los posibles simpatizantes rusos en ese territorio al hacer guerra destructiva arrasándolo todo.

  3. Julio Tuñón

    En estos momentos Rusia desplegó los blindados Terminator unos blindados capacitados para derribar helicópteros y aviones a baja altura y velocidad aíco a blindados, lleva misiles anticarro ATAKA T y una ametralladora del 7,62 mm. y tiene una velocidad de 40 km. combatió en Afganistán y en la primera guerra de Chechenia. No obstante vamos a ver el resultado y si sus carristas son profesionales y no reclutas, lo que si es cierto es que es un blindado poderoso y de última tecnología militar sin estar muy probado en guerras.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.