Una posición alemana que no pudo ser tomada hasta los últimos días de la guerra

Fiemel: volando sobre una antigua batería antiaérea de la Segunda Guerra Mundial

Durante la Segunda Guerra Mundial, Alemania construyó una larguísima línea de fortificaciones costeras en los países ocupados: la Muralla del Atlántico.

Maisy: la batería alemana de Normandía que fue misteriosamente enterrada por los EEUU
El interior de dos baterías del Tercer Reich muy bien conservadas en una isla británica

Esta línea defensiva se extendía desde la costa suroccidental de Francia hasta el norte de Noruega, y tenía como fin principal evitar un desembarco de los Aliados. La Muralla del Atlántico fue equipada con baterías de artillería de costa, fortines de mando, posiciones antitanque, pozos para ametralladoras y fusileros y también baterías antiaéreas.

Una de estas antiguas baterías antiaéreas está en Fiemel, en Termunten, provincia de Groningen, en el nordeste de los Países Bajos, cerca de la frontera con Alemania. Su misión era defender el puerto alemán de Emden (situado cerca de allí) de posibles ataques aéreos. La batería estaba asignada al Marine Flak Abteilung 256 (Destacamento Antiaéreo de la Marina 256), con base en la ciudad neerlandesa de Delfzijl. Según la web lexikon-der-wehrmacht.de, esta unidad fue formada en marzo de 1942 y estaba encuadrada en el 6º Regimiento Flak de la Marina Alemana. Su primer comandante fue el Capitán de Corbeta Hans Erdmann, y el último, nombrado en octubre de 1944, fue el Capitán de Corbeta Werner Wolters.

La batería antiaérea de Fiemel con sus FlaK-40 al final de la Segunda Guerra Mundial (Foto: Liberation Route Europe).

La Batería de Fiemel estaba equipada con cuatro cañones antiaéreos FlaK-40 de 128 mm, siendo la única posición de este tipo en Países Bajos. Esta posición alemana ofreció una considerable resistencia al Ejército Canadiense, que se vio obligado a tomarla con la ayuda de tanques, pudiendo liberar por fin la provincia de Groningen el 2 de mayo de 1945, sólo unos días antes del final de la guerra.

Esta batería fue desartillada después de la guerra. Actualmente es propiedad de Het Groninger Landschap, que la ha rehabilitado, colocando paneles que explican su historia en inglés, alemán y neerlandés. Aunque no tiene sus cañones originales, se ha colocado una réplica escultórica de un FlaK-40 sobre la batería. Podéis verla en este bonito vídeo de LostintimeNL, publicado hace un año y que la sobrevuela con un dron, acompañada por la obertura de “Egmont” Op.84 de Ludwig van Beethoven:

Hace unos meses, Maarten Grooters publicó este otro vídeo que nos permite ver mejor la réplica del FlaK-40 que hay sobre la batería:

Si alguna vez pasas por la zona y desear visitar esta batería, aquí tienes su localización en Google Maps:

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    interesante…

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.