El presidente del Partido Popular deja claras sus preferencias para gobernar

Las palabras de Feijóo sobre el PNV y Vox: luego que nadie diga que no se podía saber

A veces la actitud de algunos votantes a la hora de decidir su voto recuerda mucho a la actitud de algunas personas a la hora de elegir a su pareja.

La promesa de Feijóo en El Mundo sobre el español en Cataluña y lo que hizo en Galicia
El flaco favor que se hizo Feijóo en este intento de explicar las diferencias entre el PP y Vox

Hay gente que se enamora de personas maleducadas y que tratan mal a quien les quiere (no indico género gramatical, pues ocurre en ambos sexos). Esa gente siempre conserva la esperanza de que esa pareja llegará a cambiar. Pero pasan los años y esa pareja no sólo no cambia sino que va a peor, pues ha encontrado a una buena persona que le consiente de todo. Un día acabas enterándote de que alguna de esas buenas personas por fin abrió los ojos y decidió abandonar a esa pareja, y después de tantos años aguantando de todo se pregunta, por fin, qué vio en aquella criatura que se lo hizo pasar tan mal, como si nunca hubiera tenido ningún indicio de la clase de persona con la que se juntaba.

Feijóo acentúa sus coincidencias con el PNV y sus diferencias con Vox

Pues en la política pasa lo mismo. Y no sólo en las relaciones entre los políticos y sus votantes, sino también en el trato entre los propios políticos. Veamos un ejemplo. Ayer El País publicó una entrevista con Alberto Núñez Feijóo. La entrevista sólo es accesible a suscriptores, pero el diario de PRISA la deja al descubierto en el código fuente y por ahí se puede leer completa. Feijóo asegura que tiene "una relación muy cordial con Urkullu", el presidente del Partido Nacionalista Vasco (PNV), y añade:

"Coincidimos en políticas industriales, fiscales, energéticas; discrepamos en la visión del Estado. Pero mi objetivo era y es conseguir una mayoría suficiente para gobernar. Es lo que he hecho siempre. Y en las últimas andaluzas lo logramos. Hablar con el PNV es mucho más fácil que hablar con el PSOE".

En este punto, el entrevistador le pregunta: "¿Y es más fácil que hablar con Vox?" Y Feijóo contesta:

"En muchas cosas sí, es más fácil. Porque el PNV cree en las autonomías y nosotros también. Yo respeto a los votantes de Vox y a sus dirigentes: no va a encontrar aquí descalificaciones contra Vox; lo que va a encontrar es un llamamiento a la concentración del centroderecha reformista en España. El mejor aliado electoral del PSOE es la existencia de Vox. Vox se presenta a las elecciones y tiene votos: no compartimos ni su visión de Europa, ni su visión de las autonomías, ni su visión de la Constitución, ni otras cuestiones".

Observaréis que Feijóo dice coincidir en cuatro cosas con el PNV, pero es incapaz de decir ni una en la que coincida con Vox. Es más: el presidente del PP cita un solo tema en el que discrepa del PNV y después cita cuatro temas en los que no coincide de Vox, además de añadir el "otras cuestiones", para dejar claro que las diferencias no acaban ahí. Ante eso, el entrevistador le reprocha: "Pero pactan con ellos". Y Feijóo se defiende así:

"Hemos pactado en Castilla y León. Antes intentamos pactar con el PSOE: la respuesta fue “vayan ustedes a nuevas elecciones”. ¿Esa era la solución?"

Es decir, que Feijóo deja claro que si el PP ha pactado con Vox en Castilla y León es porque no logró pactar con el PSOE. Me imagino las caras que estarán poniendo algunos votantes del PP en este momento. Pero ahí no acaba la cosa. El entrevistador añade: "¿Podrían repetir entonces el pacto con Vox en las generales si hubiera riesgo de repetición electoral? ¿En qué condiciones?" En su respuesta, y al más puro estilo de Mariano Rajoy y de Pablo Casado, Feijóo es incapaz de decir que sí:

"Ya he explicado mi proyecto político, que se basa en tener una mayoría suficiente para gobernar. No voy a renunciar a mi propia biografía política. Que se nos pregunte continuamente si el PP estaría dispuesto a pactar con Vox cuando el PSOE gobierna con Bildu me parece un mal chiste".

El PP, el PNV, Vox y la Constitución: hechos son amores...

Así pues, lo que queda claro de esta entrevista es que Feijóo se siente más a gusto hablando con el PNV que con Vox, a pesar de que Vox defiende la unidad de España y el PNV es un partido separatista, con todo lo que eso conlleva. Recordemos, por ejemplo, que en 2013 el portavoz del PNV en el Congreso afirmó: "El PNV nunca aprobó la Constitución Española", señalando que se abstuvo, y dando esta razón: "El PNV no podía dar su OK a una Constitución que no reconocía al pueblo vasco como nación". ¿Ésta es la idea de las autonomías con la que coincide el señor Feijóo? Recordemos, además, que esa Constitución que no le gusta al PNV ha sido defendida por Vox con más de 30 recursos ante el TC en esta legislatura (en el mismo tiempo el PP ha presentado 14).

La comprensible afinidad entre Feijóo y el PNV

Tengo que confesar que la afinidad de Feijóo por el PNV no me coge de sorpresa. Vivo en Galicia y viendo las políticas filonacionalistas y progres de Feijóo como presidente de la Xunta, es normal que se sienta mucho más próximo al PNV, que ha guardado en algún cajón su conservadurismo de antaño para entregarse en cuerpo y alma al consenso progre en todos los ámbitos. Es también normal que Feijóo se muestre frustrado por tener que pactar con Vox al no lograr pactar con el PSOE, ya que a fin de cuentas el PP y el PSOE son ideológicamente cada vez más parecidos e incluso no han tenido reparos en repartirse el Tribunal Constitucional (TC), el Tribunal de Cuentas, la oficina del Defensor del Pueblo y el consejo de RTVE (este último pacto, por cierto, también benefició al PNV).

Feijóo quiere a los votantes de Vox para pactar con el PNV

Lo que no resulta creíble es el supuesto respeto de Feijóo por Vox. De hecho, dice que no va a lanzar descalificaciones contra este partido, y nada más decirlo afirma que la existencia de Vox es "el mejor aliado electoral del PSOE", el mismo PSOE con el que Feijóo se siente frustrado porque no quiere pactar con el PP. Y es que el problema de ser un mentiroso es que cuesta mucho coordinar tantas mentiras a la vez. En este punto, Feijóo tiene el mismo problema que Casado.

Al final, de lo que uno se da cuenta es de que Feijóo sólo quiere de Vox sus votos, aunque no esté dispuesto a ofrecer nada a sus votantes, porque está acostumbrado a gente que le otorga su voto a cambio de nada (o incluso a cambio de traiciones como la que nos hizo Feijóo en Galicia con la libertad lingüística) y se cree que los votantes de Vox se dejarán engatusar (lamentablemente, he de decir que en algunos casos sí, como esos votantes de Vox en Galicia que en 2020 decidieron apoyar al PP, y que luego se lamentaban porque Feijóo seguía haciendo las mismas políticas progres y filonacionalistas de siempre, como si no hubiesen tenido indicios de ello durante 11 años).

Al igual que Pablo Casado, Feijóo sólo sabe ofrecer a los votantes de Vox esa coletilla del "centro-derecha" con la que el PP sigue captando votos de derechas para hacer políticas de izquierdas. Para el PP, eso del "centro-derecha" no es más que un anzuelo que saca en cada campaña electoral para pescar a los despistados. A la hora de la verdad, Feijóo quiere el apoyo de los votantes de Vox para poder pactar con el PNV. Porque pactar con 9 diputados del PNV (si este partido repitiese su resultado actual) le resultaría más fácil e ideológicamente más placentero para pactar con 52 o más diputados de Vox, que a diferencia del PP y del PNV, es un partido que no participa en el consenso progre y que no sueña con pactar con el PSOE, como sí sueña Feijóo.

La mala memoria del presidente del PP con lo que hizo el PNV en 2018

Eso sí, Feijóo debería hacer memoria. El PP se ha hecho con varios gobiernos autonómicos y locales gracias al apoyo de Vox, a pesar de las diferencias ideológicas entre ambos partidos (básicamente, las que hay entre el vacío ideológico del PP y la claridad de principios de Vox). Lo que el PP logró del PNV es una traición en 2018 que acabó con el gobierno de Rajoy. Y es que como apuntaba al principio, la inexplicable actitud de algunas personas al buscar pareja no sólo se parece a la de algunos votantes al apoyar a tal o cual partido, sino también a la de ciertos políticos al buscar aliados. En el PP parecen estar deseando volver con un PNV que les puso los cuernos con el PSOE. A lo mejor piensan que sólo fue un desliz, que esas cosas pasan y que seguro que los recogenueces ya han cambiado y se merecen una segunda oportunidad.

La realidad es que el PNV no ha cambiado y el PP tampoco. Sigue siendo un partido empeñado en tomarle el pelo a sus votantes, en la creencia de que bastará agitar el miedo a la izquierda para que los votantes descontentos vuelvan a su lado, aunque sea con la nariz tapada. ¿Cuánto tardarán algunos en abrir los ojos y darse cuenta de que lo que esperan del PP es una falsa ilusión? Por supuesto, cada uno es muy libre de votar lo que le dé la gana. Eso sí: si algún día caen de la burra, al menos no vengan luego diciendo que no se podía saber, que Feijóo ya ha dejado muy claras sus intenciones.

---

Foto: Efe. Alberto Núñez Feijóo, durante su mandato como presidente del gobierno gallego, en una reunión con Íñigo Urkullu, presidente del gobierno vasco y del PNV.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Teros

    Esperemos, pero me temo que a corto plazo no le afectara nada, solo cuando los hechos hagan ver que es un tipo que quiere volver a lo de antes

    Parece que ahora mismo hay una gigantesca operación(alentada por el propio Feijoo seguramente) de hacer ver a Feijoo por medios de izquierda como algo no malo para poder frenar a VOX y ,si es posible, hacerlo desaparecer. El problema de Feijoo vendrá cuando tenga éxito, entonces eran ellos los fachas y todo ese voto hinchado desaparezca.

  2. wladimir

    es cierto...

    La realidad es que el PNV no ha cambiado y el PP tampoco. Sigue siendo unos partidos empeñados en tomarle el pelo a sus votantes...ni Feijóo ni Urkullu han cambiado ambos lideres en el fondo son simpatizantes del separatismo...

    eso es como creer que un tigre se volvera docil,apacible y vegetariano...yo tambien quisiera saber... ¿Cuánto tardarán algunos en abrir los ojos y darse cuenta de que lo que esperan del PP y sus nuevas amistades es una autentica farsa politica?...

    si algún día caen de la burra, al menos no vengan luego diciendo que no se podía saber..ya bastante se les ha advertido...ademas Alberto Núñez Feijóo ha dejado al descubierto sus "oscuras y opacas" intenciones...

  3. Jandro

    Pacta con Vox porque con el PSOE no se le arregló. ¿Los votantes del PP no se enteran o no quieren enterarse?

  4. escoces

    Elentir. Es lo que hay. No hay politico en España - salvo VOX - que 'habla' sinceramente. Coo dice el refran: 'tongue in cheek'. O sea la lengua dentro de la mejilla. Hoy en Galicia, predomina el idioma gallego. Además, la nueva dirigente del BNG, la Pontón ya considera a Galicia un País y esta en campaña electoral para las municipales del 2023. ¡Xa!

    La politica dio, da y dara asco.

  5. JuanM

    Este "centroderecha", que representa el PP, pro abortista, pro eutanasia, genuflexo a la ideología de género e indiferente a la unidad de España, y cuyo principal valedor comunicativo es el de los de la Conferencia Episcopal de España, dígase Cope o 13TV, está siendo corresponsable por omisión, cuando no por participación activa, en la destrucción de España.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.