El ministro del Interior exhibe su desvergüenza en una entrevista en El Correo

Las 11 mentiras de Marlaska para defender que este Gobierno no se arrepienta de nada

Todas las comparecencias del Gobierno de Sánchez durante este estado de alarma se vienen caracterizando por el autobombo y por no asumir ningún error ni ninguna responsabilidad.

El duro comunicado conjunto de los sanitarios acusando al Gobierno de ponerles en riesgo
El lío que montaron el PSOE, Podemos e IU en 2014 ante un solo contagio de ébola en España

Más de 12.000 muertos, 130.000 contagiados… y ni una sola dimisión

Esa actitud de soberbia resulta aún más indignante si tenemos en cuenta la bronca política que montaron el PSOE, Podemos e IU -hoy en el Gobierno- ante un solo contagio de ébola en 2014, exigiendo responsabilidades políticas y culpando al Gobierno de Rajoy. Ahora ya llevamos en España más de 12.000 muertos y 130.000 contagiados y aquí no dimite nadie. La doble vara de medir es escandalosa y demuestra que tenemos un ejecutivo sin el más mínimo ápice de vergüenza ni la más mínima capacidad de autocrítica. Esta falta de modestia resulta peligrosa en cualquier gobierno: un político que es incapaz de reconocer sus errores es un déspota en potencia.

Unas respuestas propias de un adolescente tramposo

Hoy el ministro del Interior ha hecho una escandalosa exhibición de esa desvergüenza en la que se ha instalado este Gobierno. En una entrevista publicada por el diario El Correo, Fernando Grande-Marlaska afirma: “no tengo ninguna razón para arrepentirme de nada ni este Gobierno tiene ningún motivo para arrepentirse de nada”. Es más: cuando le preguntan por la autocrítica que según él mismo hace el Gobierno, el ministro responde: “¿Genera algún tipo de satisfacción que yo reconozca algún error o haga alguna crítica? ¿Nos tenemos que regodear en un pequeño error, en una pequeña deficiencia o en una pequeña falta de coordinación?” Esta respuesta es la que uno se esperaría de un psicópata, y no de un ministro de un país democrático. ¿Qué clase de gente es ésta que nos está gobernando? Hay que decir que el ministro está toda la entrevista a la defensiva, haciendo contestaciones propias de un adolescente y recurriendo a la mentira repetidas veces sin ningún pudor. Veamos algunos ejemplos:

  1. “No hemos perdido nunca la oportunidad de aplanar la curva. Todo lo contrario”. No es verdad. Como publicó el diario El Mundo anteayer, en un artículo que ha dejado al Gobierno con el culo al aire, el ejecutivo de Sánchez desoyó cinco veces a la OMS en febrero, después de que el 30 de enero ese organismo declarase la emergencia internacional por el coronavirus.
  2. “Este Gobierno ha seguido desde el primer momento los criterios médicos y científicos exclusivamente”. Nueva mentira, que se contesta con la misma información que la anterior, y añado más: el ministro de Sanidad prefirió no acudir a la cumbre que hizo la OMS el 11 y 12 de febrero sobre el coronavirus en Ginebra, una cumbre a la que fueron invitados los ministros de Sanidad del mundo y científicos para abordar esta epidemia.
  3. “Adoptamos las medidas necesarias en los momentos precisos”. Nueva mentira. El Gobierno no emprendió ninguna medida hasta después del 8 de marzo. Ese día España ya tenía 674 contagiados y 17 muertos. Otros países europeos, como Polonia, actuaron antes de que se confirmase ningún contagio; un dato significativo es que el ministro polaco de Sanidad es un prestigioso doctor en Medicina, mientras que su homólogo español es un licenciado en filosofía que ha dedicado toda su vida profesional a hacer carrera política en el PSOE.
  4. Sobre el 8M: “No hubo ni una sola objeción de ningún experto ni de la autoridad médica a que se celebraran eventos masivos ese fin de semana”. Nueva mentira, que se desmonta a base de hemeroteca: 5 días antes del 8M el Ministerio de Sanidad aconsejaba suspender los congresos de profesionales sanitarios para minimizar el riesgo de contagio por el coronavirus. ¿Por qué los congresos de sanitarios y no las manifestaciones del 8M, los partidos de fútbol y otros eventos?
  5. “Hemos sido capaces de dotarnos de los medios materiales y personales necesarios para enfrentarnos a una crisis de gravedad manifiesta”. Ésta es una mentira descarada si tenemos en cuenta la situación que estamos viviendo en España. Nuevamente, basta con buscar en la hemeroteca: el Gobierno no hizo una compra masiva de mascarillas hasta el 25 de marzo, 11 días después de decretar el estado de alarma y cuando España ya llevaba 47.610 contagiados y 3.434 muertos. Ayer mismo, tres semanas después de la declaración del estado de alarma, los Consejos Generales de Dentistas, Enfermeros, Farmacéuticos, Médicos y Veterinarios denunciaron “la ausencia de test suficientes para poder afrontar con garantías la pandemia de coronavirus y su expansión”, una ausencia que se debe a que el Gobierno no los compró a tiempo, y cuando los compró lo hizo mal, adquiriendo 650.000 tests defectuosos a un proveedor que no ha querido revelar y vendidos por una empresa china sin licencia. Una completa chapuza que nos está costando aún más muertes.
  6. La respuesta del ministro a la afirmación del entrevistador de que “España solo salió a los mercados internacionales tras la declaración del estado de alarma”: “Eso no es real”. Me remito a la misma información que he indicado en el punto anterior.
  7. “¿Por qué no hablamos de que tenemos el índice más importante de personas recuperadas?” Aquí el ministro hace trampas, y es que a continuación le indica el entrevistador: “Pero también habrá que hablar de que somos el segundo país del mundo en fallecidos y contagios contabilizados”, y el ministro contesta: “Hablaremos de esos números cuando todo termine y sepamos cómo ha contabilizado todo el mundo”. Al comienzo de la entrevista, Marlaska ya había dicho: “Tenemos metodologías distintas. Hay que ser muy cuidadosos en las comparativas entre países”. ¿Se pueden hacer comparativas entre países en lo que deja a España en mejor lugar, pero no en lo que la deja peor? ¿En qué quedamos? El ministro está dejando claro que las estadísticas sólo le valen cuando dicen algo que es de su agrado. Por lo demás, es cuestionable que en España el índice de recuperados -es decir, el porcentaje de enfermos que han superado el coronavirus- sea el mayor si el Gobierno es incapaz de suministrar los tests diagnósticos necesarios para determinar el alcance de la epidemia en nuestro país.
  8. “España, a día de hoy, es el país que más test realiza sobre posibles contagiados”. Nueva mentira. Los países que están haciendo más tests son Alemania (918.460), Italia (541.000) y Corea del Sur (443.000), mientras que los únicos datos globales ofrecidos por el Gobierno señalan que en España se han hecho 355.000, una cifra que contradice otros oficiales. En cuanto a tests por cada millón de habitantes, los países que encabezan la lista son Noruega (15.570), Suiza (13.600), Alemania (11.094), Italia (8.232) y Corea del Sur (7.600). Aunque el Gobierno ha asegurado que en España se hacen entre 15.000 y 20.000 tests diarios, los propios datos oficiales indican que se trata de una cifra inflada y que en realidad se están haciendo sólo 6.037 al día.
  9. “Estamos informando de forma adecuada a los partidos, a la oposición, a las instituciones y a la ciudadanía”.. Nueva mentira. La oposición ha denunciado que el Gobierno le da información errónea y manipulada. Una veintena de medios han denunciado la censura del Gobierno a sus preguntas y en respuesta han decidido no volver a participar en las ruedas de prensa de La Moncloa. El Gobierno incluso ha utilizado la televisión pública para difundir bulos con el fin de culpar de la crisis al PP. La política informativa del Gobierno de Sánchez en este estado de alarma está siendo tan bochornosa como su gestión de la crisis sanitaria.
  10. “Estamos dando explicaciones en el pleno del Congreso”. Esto es el colmo de la tomadura de pelo, si tenemos en cuenta que el Congreso suspendió su actividad el 12 de marzo. Ocho días más tarde, el PSOE y Podemos hicieron una cacicada para delegar ilegalmente la actividad de la Mesa del Congreso en su presidenta. Ayer mismo la oposición acusó al Gobierno de amordazar al Congreso.
  11. Sobre el Gobierno de coalición: “trabajamos con un único objetivo y una única palabra. Esta habiendo una perfecta coordinación durante esta crisis”. Esta mentira suena a broma pesada si tenemos en cuenta lo ocurrido hace una semana con la publicación del BOE casi a la medianoche, porque los ministros de Podemos quisieron cambiar un decreto después de que lo aprobase el Consejo de Ministros, algo abiertamente ilegal.

Foto: Ministerio del Interior.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luna

    Este hombre miente siempre, hasta cuando está callado. No entiendo cómo le pudieron poner de ministro con la nula credibilidad que tenía ya en aquél momento. Ni los socialistas ni los podemitas les creen ya, y si alguno lo hiciera todavía, le basta escuchar estas declaraciones para que se le salte la venda de los ojos.

    Usando estos 11 puntos y la muy buena refutación que has hecho podríamos tenerlo como endecálogo para la dimisión. Esto es vergonzoso y ya insultante.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.