Una antigua posición de artillería de costa situada en la ciudad de Sundsvall

Un tétrico búnker militar sueco de la Guerra Fría recorrido por una exploradora urbana

Como ya hemos visto en otras entradas, aunque es país neutral, Suecia se preparó a conciencia durante la Guerra Fría por si algún día era atacada.

En un agujero en el suelo… encontraron un impresionante búnker nuclear en un bosque
Suecia: encuentra una trampilla en una vieja cabaña y acaba en una batería de artillería

Parte de esas defensas estaban formadas por baterías de artillería de costa para proteger los principales puertos del país. El año pasado, una exploradora urbana estadounidense, que edita el canal de Youtube Unseen Society, se adentró en uno de esos búnkeres hoy abandonados. Lo más que he podido saber es que está en la ciudad de Sundsvall. El acceso es muy estrecho, y el interior es muy parecido al búnker que vimos aquí el 3 de enero, con escaleras muy angostas, el interior húmedo y las paredes que parecen una cueva natural.

Lo curioso de este caso es que el antiguo búnker se ha usado para fiestas rave. Sinceramente, me pregunto a quién se le ocurre ir a montar una fiesta a un sitio como ése…

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    interesante..

    es cierto…en un lugar tan evidentemente peligroso,no me parece muy logico organizar alguna fiesta….

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

En el mundo puedes encontrar faros de los más variados tipos en multitud de costas e islotes, pero donde uno no espera verlos es en mitad de un desierto.

En la historia de las infraestructuras hay construcciones hoy abandonadas y que nunca llegaron a cumplir el fin para el que fueron hechas.

Durante los años de la Guerra Fría, mucha gente vivió con temor el posible estallido de una guerra nuclear, pero no se descuidó la guerra convencional.

Aquí hemos visto muchas veces exploraciones de sitios que fueron escenarios de batallas hace años, pero nunca un lugar de un país que aún está en guerra.

Los españoles somos muy afortunados de vivir en un país con unos paisajes tan espectaculares, y es de agradecer que un extranjero sepa apreciarlos.

España es un país con un amplísimo patrimonio arquitectónico, pero tristemente, una gran parte de él ha acabado abandonado y en ruinas.

Durante la Guerra Fría, en varios países de Europa se utilizaron lo que parecían casas civiles como una forma de enmascarar instalaciones militares.