No existen registros de cuándo se fundó ni de cuántos habitantes tenía

Un misterioso pueblo fantasma y sin nombre perdido y oculto en un remoto lugar de EEUU

Hay muchos países que tienen pueblos abandonados, pero pocos son tan extensos como los Estados Unidos. Allí un pueblo fantasma puede perderse en el olvido.

Un atípico cementerio de 50 coches clásicos y un avión en medio de un bosque en Alemania
Un recorrido por Craco, el pueblo fantasma en el que fue rodada ‘La Pasión de Cristo’

Ése fue el caso de Uncle Sam Camp, un pequeño pueblo vinculado a una explotación minera, la Mina Uncle Sam, situada en la agreste zona desértica que hay entre California y Nevada. Hace unos meses, el canal de Youtube Part-Time Explorer publicó un vídeo en el que se propuso encontrar ese pueblo fantasma con la ayuda del arqueólogo Alan Patera. Fue él quien encontró este pueblo fantasma en un mapa topográfico de 1957. El vídeo está en inglés, pero podéis activar los subtítulos automáticos en español en la barra inferior del reproductor:

Hay que decir que el nombre de Uncle Sam Camp fue asignado por estos buscadores, pues no existe ningún registro del nombre de este pueblo, ni de la fecha de su fundación ni de cuántos habitantes tenía.

Alan Patera trabajó en el Censo de EEUU y a pesar de todos los recursos que tenía a su disposición, no encontró ningún registro sobre el mismo. Sólo ese mapa de 1957 que indicaba que allí había cinco edificios. Es, sin duda, una de las búsquedas más difíciles que he visto en un vídeo sobre exploración urbana, ya que el pueblo está en el fondo de un cañón y el camino que llevaba hasta él se perdió por los corrimientos de tierras. En el vídeo estiman que el pueblo se fundó en la década de 1870, y que tuvo un renacimiento en la década de 1920, siempre vinculado a esa explotación minera.

En el lugar hay un Ford de 1930 abandonado y en muy mal estado. Cabe suponer que en aquella época habría un camino hasta el pueblo por el que podría circular este automóvil. Ahora mismo resulta inexplicable cómo llegó ese coche hasta ahí.

Esto es todo lo que queda de los edificios que aparecían en aquel mapa de 1957: un montón de maderos tirados en el suelo. Seguramente, las inclemencias meteorológicas redujeron el viejo pueblo a escombros.

En el vídeo también aparece esta vieja olla, que seguramente perteneció a los habitantes del pueblo.

Otra imagen de los restos destartalados de las casas, junto a lo que parece una vieja chimenea metálica.

Viejas hebillas de comienzos del siglo XX. Significativamente, en los senderos circundantes y en el propio pueblo sin nombre no hay restos de basura que sea recientes. Todo parece abandonado desde hace casi un siglo.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    es cierto…

    es un autentico pueblo fantasma…a la vista estan sus ruinas…pero oficialmente no existe…

    interesante…

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.