La isla fue el escenario de una salvaje atrocidad cometida por fuerzas japonesas

Balalae: reliquias aeronáuticas de la SGM en un aeródromo con un macabro pasado

La isla de Balalae (también se suele escribir Balallae, Ballale o Ballali) forma parte de la provincia occidental del archipiélago de las Islas Salomón, en el Océano Pacífico.

Los tanques M-4 Sherman sumergidos en el mar junto a la costa de la isla de Saipán
Los túneles militares japoneses de Iwo Jima y la razón por la que hay tantas botellas allí

El primer europeo que pisó estas islas fue el español Álvaro de Mendaña de Neira en 1568. Desde 1893 y hasta 1978 las Islas Salomón fueron un colonia británica, y actualmente son un país independiente que pertenece a la Mancomunidad Británica de Naciones y cuyo Jefe de Estado es la Reina Isabel II de Inglaterra. Durante la Segunda Guerra Mundial las islas occidentales del archipiélago fueron invadidas por el Imperio Japonés.

Durante aquella guerra, 517 prisioneros británicos capturados en Singapur (podéis leer aquí sus nombres) fueron llevados por los japoneses a Balalae para obligarles a construir un aeródromo en medio de la selva que cubre la isla. Muchos murieron a causa de las penosas condiciones del cautiverio debido a enfermedades, hambres y heridas, y también a causa de los bombardeos aliados contra el lugar. Cuando la pista de aterrizaje estuvo completada, los japoneses asesinaron a los supervivientes a bayonetazos o decapitándoles con espadas. Fuerzas del Ejército Australiano descubrieron las fosas comunes con los cadáveres de aquellos prisioneros cuando llegaron a la isla en noviembre de 1945.

Hoy en día, aquella pista sigue en activo, siendo operada por Solomon Airlines. Tiene una longitud de 1,75 kilómetros. En la isla todavía se pueden ver restos de aviones de la Segunda Guerra Mundial, muy deteriorados por el paso del tiempo (otros aviones que había en la isla fueron recuperados y han sido restaurados). Podéis verlos en este vídeo de Michael Holmesby:

Podéis ver a continuación algunas capturas del vídeo que muestran el estado de estos aviones. En esta primera imagen vemos un bombardero en picado japonés Aichi D3A. Al fondo a la derecha vemos un bombardero medio japonés bimotor Mitsubishi G4M, y en primer plano, a la derecha, hay un caza Mitsubishi A6M Zero.

Los restos de un Mitsubishi G4M. A la izquierda vemos un ala y a la derecha el fuselaje del avión.

Los restos de un Aichi D3A. Detrás de él vemos un bombardero Mitsubishi G4M1.

Otra imagen del Aichi D3A. El avión ya no tiene motor ni alas.

El interior de un Mitsubishi G4M1. Al fondo se ve la carlinga y el asiento del piloto.

Encabezando esta entrada hay otra captura del vídeo, en la que vemos un Mitsubishi G4M1.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Marcial

    Tremendo el trato a prisioneros. Y me sorprende que los australianos no tomaran el control del lugar hasta dos meses después del fin de la guerra; entiendo que debe ser un lugar inaccesible.

    El bombardero bimotor medio es un Betty, como el que llevaba a Yamamoto de visita a las guarniciones cuando fue derribado por los P-38 americanos. Interesante episodio histórico.

  2. wladimir

    interesante...

    lamentable el trato a estos prisioneros..pero las tropas japonesas siguiendo su doctrina militar actuaban asi en esa epoca....tambien se entiende que esta isla como en otras del archipielago de Salomon se dieron intensos combates lo cual hacia muy dificl tomar el control de la isla...

    efectivamente el bombardero bimotor es un Mitsubishi G4M1 Betty,tambien reconoci a los bombarderos en picado Aichi D3A1 Val y los cazas Mitsubishi A6M2 Reisen...

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.