Critica la exclusión del español en otras comunidades pero se olvida de Galicia

Así es la discriminación del español en Galicia que Pablo Casado ha decidido no denunciar

El pasado fin de semana, el presidente del Partido Popular hizo un par de declaraciones denunciando la discriminación del español en varias comunidades.

La mala educación de una dirigente del PP de Galicia al tratar la enseñanza en español
El PP cuela en su programa medidas a favor del español que está incumpliendo en Galicia

Casado denuncia que las lenguas regionales sean requisito para empleos públicos

En una visita a San Millán de la Cogolla (La Rioja), Pablo Casado denunció la “imposición de la lengua” señalando lo siguiente: ¿Por qué, por ejemplo, una persona de León no puede ejercer la medicina en Cataluña?, y añadió: “Bueno, pues tiene el requisito de hablar catalán y ¿por qué, sin embargo, el médico catalán puede ejercer la medicina perfectamente en León? ¿Es decir, qué país estamos construyendo?”

Cita las comunidades donde se discrimina el español pero olvida a Galicia

Así mismo, en su intervención, Casado señaló que su partido va a garantizar “que la lengua vehicular en la educación sea el castellano”. Ayer, el presidente del PP volvió a referirse a esta cuestión en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, en el que denunció la discriminación del español en Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares, País Vasco y Navarra:

El PP hace en Galicia justo lo contrario de lo que prometió en 2019

No es la primera vez que Casado aborda estas cuestiones. De hecho, en el programa electoral del PP para las elecciones generales de 2019 (ver PDF), presentado el 7 de abril de ese año, se incluía el siguiente punto:

“404. La única lengua cuyo conocimiento será un requisito indispensable para el acceso a un empleo público será el castellano. Las lenguas cooficiales pondrán considerarse un mérito, nunca un requisito excluyente. Las Administraciones elaborarán planes de formación para que los funcionaros atiendan a los ciudadanos en la lengua oficial que elijan”.

Significativamente, en sus denuncias del pasado fin de semana Casado se olvidó de Galicia, donde gobierna su partido. Unos días antes de la presentación del citado programa del PP, el 26 de marzo de 2019, el PP apoyó una iniciativa del PSOE en el Parlamento de Galicia que se reclamaba al gobierno gallego lo siguiente:

“En el acceso a los puesstos de la Administración general autonómica de Galicia se mantenga como requisito la acreditación del conocimiento de la lengua gallega“.

La web de la Xunta de Galicia afirma lo siguiente al respecto:

El conocimiento del gallego es un requisito para el acceso a un puesto de trabajo en la Administración pública, según se establece en la Ley de función pública”.

La discriminación al español en Galicia que viene denunciando Hablamos Español

Así pues, el PP promete una cosa en el resto de España y hace la contraria en Galicia, una comunidad donde también se da una clara discriminación al español, incluso mostrando formas despóticas, como ha venido denunciando la asociación Hablamos Español y también Contando Estrelas. A modo de ejemplo, la Xunta prohíbe el uso del español en las programaciones escolares, lo veta en concursos escolares y para jóvenes creadores, y lo excluye de las cartillas infantiles, de la toponimia oficial y de la rotulación e impresos de la Xunta. El año pasado, Hablamos Español denunció “la eliminación ilegal que hacen del español las propias administraciones públicas en las comunidades bilingües, con Cataluña y Galicia a la cabeza de este antidemocrático comportamiento“.

El caso más extremo y escandaloso ha tenido lugar precisamente durante la pandemia, ya que los gallegos que nos hemos ido a vacunar sólo hemos recibido información sobre las vacunas en gallego. Ha pasado algo parecido con las citas para la vacunación (en mi casa, todos las hemos recibido sólo en gallego, a pesar de vivir en una comunidad bilingüe), los consentimientos para la vacunación e incluso los certificados de test de antígenos, lo que provocó el pasado verano un problema a muchos viajeros que iban al extranjero, ya que la Xunta ofrece los documentos por omisión en gallego sin informar a los usuarios que están disponibles también en español.

En cuanto a la enseñanza, Feijóo olvidó su promesa electoral de “libertad lingüística” e impuso un sistema de “trilingüismo” en español, gallego e inglés, pero con un truco: las asignaturas con más texto están en gallego por decisión de la Xunta, sin que los padres puedan elegir. Hace dos semanas ya vimos aquí, además, las trabas del gobierno gallego a los padres que piden que se reconozca por escrito el derecho a usar libros de texto en español en esas asignaturas.

Sin embargo, a la hora de hablar de esa discriminación, Pablo Casado se olvida de Galicia simplemente porque aquí el que margina y discrimina al español es su propio partido. Una actitud sectaria en la que los derechos de los españoles son situados por debajo del incoherente discurso del Partido Popular. Y lo peor es que hay mucha gente que se sigue dejando engañar.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. wladimir

    es curioso….

    que Pablo Casado el lider del PP…Critique la exclusión del español en otras comunidades pero se olvida de Galicia..casualmente se olvido de los hablantes del Español en Galicia?..si,quisiera saber porque sucede esto…

    y mientras tanto Feijoo y su Xunta haciendo de las suyas con su regionalismo en detrimento de los Gallegos que hablan Español…

  2. Aguador

    Pues el PP en Cataluña, con Alejandro Fernández, a quien deberían llamar “Pocoyó” y que últimamente se pegó una h. de reglamento en los últimos comicios autonómicos, tampoco es que vaya mejor. Y eso que cuando estuvo Cayetana por allí levantó un poco los ánimos… Pero fue un espejismo: vuelta al estado comatoso “y mejor ni hablamos porque tendríamos que dar muchas explicaciones… que no nos conviene dar”.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.