Bayona: la Virgen de la Roca

Ayer estuve en uno de los monumentos más visitados de la Villa del Descubrimiento, y cuando digo “en” no sólo me refiero a que estuve delante de él, sino también dentro e incluso encima, como podéis ver en las fotos que incluyo en esta entrada.

La construcción de la Virgen de la Roca se financió por suscripción popular, y su primera piedra se colocó el 18 de septiembre de 1910, en el entonces conocido como Monte de San Roque, con una cima que alcanzaba los 90 metros de altura sobre el nivel del mar. Ese día se estrenó también una pieza de zarzuela titulada “La Virgen de la Roca” -de la que sólo se conserva una parte-, compuesta por el sacerdote y compositor bayonés Ángel Rodulfo y que serviría para recaudar fondos para el monumento. Durante años se hicieron diversos eventos para recaudar el dinero en Bayona, Vigo, Santiago de Compostela, Caldas de Reyes y otras localidades. El 9 de febrero de 1911 la propia Reina Victoria Eugenia de Battenberg, esposa de Alfonso XIII, ofreció una fiesta en el Teatro Real de Madrid para contribuir a la obtención de fondos para el monumento; en ella se escenificó, entre otras obras, la zarzuela bayonesa del padre Rodulfo. El 12 de febrero de 1911 el diario madrileño Abc publicaba esta foto de la maqueta del proyecto, que como podéis ver dista un poco de su imagen final:

El 20 de septiembre de 1913 Abc publicaba esta foto en la que se observa el proceso de construcción (obsérvese que el monte entonces estaba pelado, sin un solo árbol):

El promotor del monumento fue el industrial e ingeniero gallego Laureano Salgado Rodríguez, natural de Caldas de Reyes. Del proyecto arquitectónico se encargó el famoso arquitecto gallego Antonio Palacios, y el modelado de la cara, las manos y el cuello de la Virgen corrió a cargo del escultor madrileño Ángel García Díez. El 17 de agosto de 1924 la ya desaparecida revista “Blanco y Negro” publicaba esta foto del monumento, con el barco-mirador apenas iniciado y sin que figure todavía la cruz de la corona y el marco de piedra que la rodea actualmente:

Las obras del monumento se prolongaron durante 20 años, siendo finalmente inaugurado y bendecido el 14 de septiembre de 1930. La intención de sus constructores era que el monumento sirviese de referencia a los navegantes, y ciertamente lo consiguieron. Desde el mirador situado junto a la Virgen de la Roca se disfruta de estas magníficas vistas del Océano (lo que veis a la derecha son las Islas Cíes):

La estatua mide 15 metros de alto, y en su extremo norte hay una puerta por la que se entra al monumento (obsérvese la inscripción de “1910”, año de la colocación de la primera piedra):

La entrada cuesta 1 euro y 50 céntimos por persona, y abre mañanas y tardes durante todo el año. Este pasillo de acceso da a una estrecha escalera de caracol:

En la escalera interior, a medida que se sube, hay baldosas que contienen los distintos versos del Ave María y la oración que culmina el Rosario:

La escalera termina en una puerta estrecha y baja, por la que hay que salir inclinando la cabeza:

Así llegamos al barco-mirador que sostiene la Virgen en su brazo derecho, a 10 metros de altura. Desde el barco se puede apreciar de cerca el rostro de la Virgen, su corona y la cruz:

Desde el mirador hay una preciosa vista de las Rías Bajas, y se puede contemplar muy bien en primer término el Castillo de Monterreal (del que os hablé aquí el 30 de marzo):

También hay una amplia vista de Bayona:

La figura de la Virgen está hecha de duro granito, lo que contrasta con la pureza y la suavidad de su rostro y sus manos, labrados en mármol, y la cruz de la corona, que es de porcelana. En la parte posterior del monumento, ya bajando por las rocas, hay una gruta con un altar y una cruz, ambos de piedra:

Todos los años la población de los alrededores celebra una muy concurrida romería hasta la Virgen de la Roca el primer domingo de agosto. En el verano de 2005 se inició un proceso de restauración del monumento, presupuestado en 20.434,56 euros. La mano de la Virgen que sostiene el mirador se había deteriorado, la quilla del barco se había agrietado y su estructura se había oxidado, por lo que fue reforzada con fibra de carbono. La barandilla del barco se sustituyó por otra de acero inoxidable. Hace unos días se aprobó un nuevo plan de rehabilitación, esta vez para adecentar la zona recreativa que rodea el monumento.

Por si no lo conocéis y queréis visitarlo, os pongo aquí su ubicación en Google Maps. Y dicho esto, os dejo aquí con la serie completa de fotos de la Virgen de la Roca que he subido a mi cuenta de Flickr:

Otras entradas sobre Bayona:

Bayona: el Castillo de Monterreal
Una justa medieval en Bayona
Bayona de noche
Bayona de noche 2
El Faro de Silleiro
El viejo faro de Silleiro
El viejo faro de Silleiro (y 2)
Monumento a la Guardia Civil en Bayona
La Batería J-4 Cabo Silleiro
En los oscuros túneles bajo la montaña: un paseo por las ruinas subterráneas de Silleiro
El búnker de vigilancia de Silleiro
Los aljibes de la batería de artillería J-4 de Cabo Silleiro
Las casas de la batería de Silleiro
La Presa de Baíña
El Molino de la Pontella, en Baíña
El Callejón de las Siete Esquinas
Bayona: la Fuente de Ceta

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. De niño iba mucho por ahí, pero de aquella no se podía entrar dentro de la estatua.

    Por cierto, en la primera foto se aprecia el “corte” que le dieron a la viergen para acabar antes con la obra. La verdad es que si se hubieran conservado sus dimensiones originales el monumento sería asombroso.

  2. ¿Dónde dices que está el corte? No lo veo…

  3. El Tíol Bastón

    Cuando yo era pequenno, iba de vez en cuando por alli con mis padres y hermanos. En aquel entonces, la entrada estaba abierta y se subia libremente. Luego estuvo cerrada durante un tiempo. La parte inferior del manto fue disennada para que la estatua tuviera mayores dimensiones, pero a mitad del proyecto se dieron cuenta de que el presupuesto no era suficiente, por lo que tuvieron que dar el “corte” del que habla Maquito y rematar la parte superior con dimensiones mas pequennas de las calculadas. Por eso la imagen resulta desproporcionada. Es una pena, hubo demasiada prisa por acabarla, tenian que haber echado unos annos mas y rematar el proyecto como era originalmente. Pero no es lo unico que en Espanna se ha hecho asi. En fin, por lo menos la catedral de la Almudena se hizo integramente, claro que en Madrid y frente al Palacio Real. Menos da una piedra.

  4. Pues no sabía yo eso. Menuda pena…

  5. Bueno, Elentir mira que no darte cuenta. Fíjate en el el manto, verás como los pliegues del manto no coinciden en el centro. Se hizo un apaño y por los laterales no se nota, pero justo en el centro, desaparece el pliegue central.

  6. Que buen trabajo Elentir.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]